DestacadasUpShow

La generación de The Who y su aportación.

Las generaciones británicas de la postguerra tenían mucho que decir, muchos miedos encerrados y dolor que hervían como en olla exprés. En cuanto pudieron, se liberaron de casi todo lo anterior. Su voz de denuncia se escuchó a través del rock, inventado por los norteamericanos, pero perfeccionado por ellos.

.

La llamada Invasión Británica fue un puñado de músicos que llegaron al continente americano y a todo el mundo por medio del rock y las novedosas propuestas. Las letras de sus canciones eran directas y sin miramientos. El tacto no cabía en la rima ni los convencionalismos combinaban con su actitud.

.

Entre los máximos exponentes de este movimiento ideológico y musical se encuentra el grupo formado en Londres en 1964, producto de la unión de Roger Daltrey (voz, pandero), Pete Townshend (guitarra, voz) y John Entwistle (bajo), surgidos del grupo fallido de Daltrey, The Detours.

Ya como The Who, reclutaron al baterista Keith Moon y sin imaginarlo, dieron inicio a una leyenda.

.

El disco debut de The Who se tituló My Generation y fue estrenado hace 55 años, el 3 de diciembre de 1965. El sencillo principal, y que daba nombre a la producción, comenzó promoción el 5 de noviembre y seguro que llamó la atención. Su letra era el epítome de la rebeldía, mientras que el tartamudeo durante sus frases, se tomó como falta de respeto y burla.

Las versiones norteamericana y británica de la placa eran distintas, como solía ser en ese entonces. Se creía que los públicos eran considerablemente diferentes, por lo que se creaban ediciones para cada mercado. Incluso el título del disco para Estados Unidos difería: The Who Sings My Generation, siendo más específicos. El interior es bastante similar, por lo que uno se pregunta si realmente valdría la pena tanto esfuerzo.

Como también era costumbre, se incluían algunos covers, para dar mayor familiaridad –y arriesgarse menos- en caso de ser necesario. Temas de James Brown: “I Don’t Mind” y “Please, Please, Please”, así como “I’m a Man” de Bo Diddley. Y si bien estos son perfectamente adaptados al estilo del cuarteto, el valor que dan los temas originales no tiene comparación.

.

“La-La-La-Lies”, “My Generation” y “The Kids Are Alright” se perfilaron como favoritos desde el inicio, así como “The Ox”, track hecho para el lucimiento de Keith Moon, considerado uno de los mejores bateristas de la historia del rock, fallecido a los 32 años en 1978.

My Generation conserva muchas influencias como las del blues, el R&B y hasta del rock and roll, casi inseparables del propio rock. Iniciaron con paso fuerte y nunca desaceleraron. The Who es, a la fecha, una de las principales instituciones del rock. Paradójico por definición.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button