DestacadasUpShow

La historia perdida de Fantastic Four.

La era de plata del comic inició en 1956 con el lanzamiento del nuevo Flash, Barry Allen, en las páginas de Showcase #4, publicado por DC Comics. para Marvel, llegó en 1961 con Fantastic Four, autoproclamado “el comic más grandioso” (The Greatest Comics Magazine). La mancuerna creativa de Stan Lee y Jack Kirby renovó por completo el género de superhéroes, los hizo más creíbles cimentándolos en ciudades reales y con problemas cotidianos. La fórmula empleada para las historias de sus héroes es la norma hoy en día.

(Último número de Jack Kirby en Fantastic Four)

.

La pareja también tuvo una de las corridas más largas en un título de superhéroes, con 102 números en el comic regular, y 6 especiales anuales, dando como total, 108 comics. este récord no sería roto sino hasta el siglo XXI con el título Ultimate Spider-Man de Brian Bendis y Mark Bagley (llegaron al #111).

(Brian Bendis y Mark Bagley rompieron el récord del comic más longevo por un mismo equipo creativo de manera consecutiva)

.

Diferencias creativas –e injusticias- llevaron a Jack Kirby a renunciar a Marvel y regresar a DC Comics, donde crearía otro puñado de títulos, comenzando con Jimmy Olsen #133 en 1970. Sin embargo, el último número de Kirby para Marvel no fue el #102 de Fantastic Four, sino el 103, que fue publicado, en parte, como el #108.

Y digo “en parte” porque de manera literal, así es. La historia como tal no existe. Explico eso más adelante.

(Fantastic Four #108, que debió ser el #102)

Durante mucho tiempo, Jack creaba las historias por completo para sus comics y Stan Lee agregaba los diálogos y daba la consistencia, además de ser el editor del título y de todo Marvel. El incremento en el trabajo de Stan le imposibilitaba de escribir como solía hacerlo, así que dejaba que los dibujantes llevaran las riendas. En ocasiones sólo comentaba algún rasgo general y los artistas lo plasmaban. A este método se le llama el “Marvel Way of Comics” o “Marvel Method”.

(La primera página de la historia de Kirby fue sustituida por otra)

.

Cuando comenzaron a colaborar, Stan y Jack platicaban -a veces por teléfono- acerca de lo que trataría la historia y hacían lluvia de ideas. Eventualmente, tanto Steve Ditko como Kirby s encargaban prácticamente de todo y Stan sólo agregaba el diálogo. Sin embargo, esta manera fracturada de trabajar no era la ideal.

(las viñetas son alteradas en orden para narrar otra historia)

.

Al no saber Stan de qué trataría la historia, a menudo la cambiaba según su parecer e ignorando las notas de Jack o Steve, que eran anotadas en los márgenes de las páginas dibujadas y que muchas veces incluían hasta parte del guion. Cuando los artistas se daban cuenta, era lógico que enfurecieran. El cambio unilateral generaba inconsistencias que incluso se pueden notar al analizar la narración de las imágenes y comparar con los diálogos impresos.

La última historia entregada por Jack Kirby a Flo Steinberg, correspondería al #103 de Fantastic Four. Kirby comentó a Flo que era su último trabajo (probablemente también entregó las páginas de Thor #179) y le entregó su renuncia sin hablar con Stan.

(Último número de Kirby en Thor)

.

Por alguna razón, Stan decidió no publicar la historia sino hasta meses después. Y no sólo eso, sino que intercambió el #102 por el 103. Además, las páginas fueron manipuladas y reorganizadas, los panales recortados y puestos en distinta secuencia. Lee encargó a otros dibujantes que llenaran los espacios de acuerdo a la historia que él quería contar.

(Primer número de Fantastic Four sin arte de Kirby, después de 8 años)

.

John Buscema fue el encargado de terminar la historia con el nuevo orden y el entintador, Joe Sinnott, quien había trabajado mucho tiempo con Jack, el encargado de dar consistencia con las tintas. El resultado es evidente, las historia que cuenta Stan con los diálogos no encajan del todo con lo que Jack había dibujado.

(John Romita fue el encargado de sustituir a Kirby en el comic más famosos de Marvel)

.

Por fortuna, parte del arte original fue recuperado y en 2008, publicado como un especial titulado Fantastic Four: The Lost Adventure (La última aventura). El editor Tom Breeevort acudió al propio Stan para que tratara de recrear la historia original de Jack Kirby, quien había muerto en 1994.

(Años después, se restauró la historia original de Kirby)

.

La tarea fue casi imposible, varios paneles se perdieron y Stan no recordaba la historia original. Un intenso trabajo, así como el apoyo del ilustrador Ron Frenz (admirador y conocedor del comic clásico) y el entintador original, Joe Sinnott, trabajaron para completar la aventura.

(Créditos de ambos números, original y el que se publicó)

.

Para la recreación, el equipo de Marvel acudió al historiador John Morrow, quien investigó y descifró la mayor parte de lo que quedaba de las páginas originales. Aunque el resultado no es 100% exacto, sí permite ver una aproximación a lo que Kirby propuso hace tantos años. Además, tuvo la aprobación de la familia de Jack.

(Restauración de la página original para Fantastic Four #103)

.

Así es como finalmente se hizo justicia a la última historia de Jack Kirby para Fantastic Four, 38 años de que se imprimiera de manera alterada, no tan coincidentemente, el mismo mes que dos títulos nuevos de Kirby aparecieron en la competencia, DC Comics: The New Gods #1 y Forever People #1, hace 50 años.

(Lápices originales de Jack Kirby)

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button