fbpx
DestacadasUpShow

Los “Nuevos” X-Men cumplen 45 años.

El primero de abril de 1975 llegó a los puestos de periódicos de Estados Unidos un comic que cambió a la industria por completo. Se llama Giant-Size X-Men #1 y en 2020 cumple 45 años.

Aquí hemos hablado de cómo la revista de X-Men, surgida en 1963, no tenía las ventas que requería para sobrevivir, por lo que Marvel dejó de producir historias nuevas. Como sí había un mercado consumidor, siguieron publicando el título, pero con relatos antiguos. Sólo renovaban las portadas. Aquí te dejo el link donde hablamos de la cancelación:

Del número 67 (diciembre de 1970) al 93 (abril de 1975), la revista de X-Men se integró con reimpresiones mientras los personajes aparecían en alguno que otro título. Por ejemplo, Iceman se enfrentó contra Spider-Man en el número 92 de su revista (enero de 1971). Beast experimentó consigo mismo en Amazing Adventures #11 (marzo de 1972), transformándose en un monstruo gris (que después cambiaría a azul).

El entonces editor en jefe de Marvel, Roy Thomas, quien había escrito el título durante varios números, decidió traerlos de vuelta, pero como un grupo internacional. Asignó la revitalización al escritor Mike Friedrich y al dibujante Dave Cockrum.

Por otro lado, Len Wein escribía The Incredible Hulk y también se le asignó la creación de un mutante, ya fuera con el nombre de The Badger o The Wolverine. El segundo apelativo fue el definitivo. Wein y el dibujante John Romita Sr. crearon el personaje de manera sencilla, basados en la descripción de diccionario.

El planeado regreso del equipo de mutantes se programó para un número de mayor número de páginas en una serie llamada “Giant-Size” (de tamaño gigante). La idea era prescindir de los X-Men clásicos, manteniendo solamente a Cyclops y al fundador, Charles Xavier. La puerta para el regreso de Jean estaba abierta debido a su relación romántica con Scott Summers y a la necesidad de tener mujeres en el título.

Wein suplió a Friedrich y, junto con Cockrum, decidieron incluir a Wolverine, que había sido bien recibido en Hulk. También se incroporó a antiguos personajes de X-Men que no habían sido miembros como Banshee y Sunfire.

Dave Cockrum había renunciado poco tiempo antes a DC Comics debido a una disputa creativa. En ese entonces, a los dibujantes no se les permitía quedarse con el arte original del comic. A Cockrum le habían prometido algunas páginas del título en el que trabajaba, The Legion of Super-Heroes, pero después decidieron que no se las entregarían, provocando su renuncia.

En Marvel, Cockrum le presentó a Wein varias propuestas de personajes. Nightcrawler fue uno de los favoritos de Cockrum y a Wein le agradó visualmente. Había sido creado para The Legion of Super-Heroes en DC (y para la propuesta de un nuevo equipo de nombre The Outsiders), pero fue rechazado por su imagen. Curiosamente, a los mutantes se les rechazaba por esa misma razón dentro de las historias de comic. Se modificó parte de la personalidad de Nightcrawler y se adaptó para el nuevo equipo de X-Men.

Storm fue la fusión de varios personajes de Cockrum, un ser que podía controlar el clima de nombre Tempest (o Typhoon) y otro de aspecto felino, Black Cat (también propuestas para Outsiders). Tempest era hombre y Black Cat, mujer.

Colossus surgió de manera más sencilla y con la idea en mente del equipo internacional. Originalmente, el ruso sería el nuevo líder del equipo, pero la noción cambió sobre la marcha. Por eso su figura es tan prominente en la portada de su debut.

Thunderbird fue uno de los diseños preferidos de Cockrum, y sería un integrante con origen en la tribu apache norteamericana.

Así, el equipo quedó comprendido por Cyclops y Professor X (Estados Unidos), Nightcrawler (Alemania), Storm (Kenya –después se dijo que su nacionalidad era estadounidense-), Colossus (Rusia), Wolverine (Canadá), Thunderbird (tribu apache de Estados Unidos), Banshee (Irlanda) y Sunfire (Japón).

En el Giant-Size X-Men #1 también debutaron, la hermana menor de Colossus, Illyana, a quien no se le da nombre en la historia y que después se convertiría en Magik de los New Mutants y la isla Krakoa (muy relevante en las historias actuales de X-Men).

Charles Xavier recluta a los nuevos mutantes para trabajar con Cyclops y rescatar a los X-Men originales, quienes han sido secuestrados. El imberbe equipo debe viajar a la isla de Krakoa, donde se encuentran Iceman, Marvel Girl, Angel, Beast, Havok y Polaris. Al final, permanece un grupo de 13 integrantes.

Giant-Size fue el mejor recibido de los especiales gigantes de Marvel (considerablemente más caros que los números regulares y de periodicidad cuatrimestral), en los que se incluían Spider-Man y Fantastic Four. Roy Thomas dejó el puesto de Editor en Jefe de Marvel y Wein se quedó en su lugar. Debido a la carga enorme de trabajo, el escritor decidió escribir un solo título, pese a ya haber producido el regreso de los X-Men. Decidió quedarse en Hulk.

Wein asignó al recién ingresado escritor Chris Claremont para que le ayudara con el diálogo para el Giant-Size X-Men #2. Sin embargo, los planes cambiaron y se decidió que los X-Men regresarían en su propio título donde se había quedado. Claremont y Cockrum adaptaron la historia y la dividió en los números 94 y 95 de X-Men.

Claremont había debutado con una historia de Daredevil (el #102 de agosto de 1973). Asimismo, se le asignaron algunos Giant-Size, como los números 2 y 3 de Dracula y el #4 de Fantastic Four (en el que debuta un mutante que llegaría a ser famoso: Multiple Man). Se dice que también Claremont ayudó a Roy Thomas y Neal Adams a dar final a una de las mejores historias de X-Men que involucraba a los robots conocidos como Sentinels. También aportó la idea para el final para Giant-Size X-Men #1.

Fue por sus innovadoras ideas que Wein asignó a Claremont el diálogo del número #2 (que terminó como X-Men #94 y #95) y las riendas oficiales como escritor del título. Sería el escritor de origen inglés quien quien daría rumbo al equipo de mutantes, convirtiéndolos en el comic de mayor venta durante 16 años, así como en la franquicia de títulos más importante. Además, X-Men se convertiría en el título con los dibujantes más populares del medio, como Dave Cockrum, John Byrne, Paul Smith, John Romita Jr., Marc Silvestri, Art Adams, Alan Davis, Barry Windsor-Smith, Rick Leonardi y Jim Lee, entre otros.

Claremont escribió desde el #94 (guion) y hasta el #380, de manera ininterrumpida, además de escribir y cocrear títulos como New Mutants, Excalibur y Wolverine.

Y todo comenzó con el Giant-Size X-Men #1 que cumple 45 años.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close