DestacadasUpShow

Mayall y sus hombres notables regresan a las raíces.

El bluesero británico John Mayall ha fungido como una especie de maestro para muchos músicos desde que inició su carrera en los años 60’s. Al fundar su grupo, The Bluesbreakers, contó con la ayuda de gente como Peter Green, John McVie y Mick Fleetwood (de Fleetwood Mac), Eric Clapton y Jack Bruce (de Cream), Mick Taylor (The Rolling Stones) y hasta la rebelde Patti Smith, entre una multitud de buenos músicos.

Es por eso que el subtítulo de su material doble, Back to the Roots, queda muy Ad Hoc: “Un álbum doble muy especial por John Mayall y algunos hombres memorables”. La placa se dio a conocer el 1 de marzo de 1971, por lo que ya cumple medio siglo de vida, más su contenido es atemporal y, sobra decir, bastante bueno.

.

Los “hombres memorables” a los que refiere la placa son: Eric Clapton, Mick Taylor, Larry Taylor y Harvey Mandel de Canned Heat, Keef Hartley y Don “Sugarcane” Harris, Jerry McGee, Steve Thompson, Johnny Almond, Joe Yuele, Bobby Haynes y Paul Lagos.

A diferencia de otros músicos de rock y de blues, Mayall dependía del material propio, generando varios clásicos. En este disco doble, los 18 tracks son de su autoría. Debido a la gran cantidad de los involucrados, no todos tocan en cada una de las canciones, por lo que podría llegar a pasar como un compilado de varios discos y, de hecho, llegó a existir esta noción, debido a ser un material doble.

.

La ejecución musical de la producción es impecable, mientras que las letras son de carácter cotidiano, de la vida que cualquier persona vive en el día a día y hasta uno que otro consejo, como la negativa a casarse en “Marriage Madness”, pues dice, el matrimonio se realiza por sentimiento y no del todo de manera racional. Si se acaba el amor, la unión se convierte en una locura.

Por otro lado, Mayall y compañía hacen un tributo al entonces recién fallecido Jimi Hendrix en “Accidental Suicide” con frases como “no me dejes sonar como si estuviera de pie dándote un sermón” y “las drogas pueden darte alegría, más el peligro es que destruyen y podrías ser el próximo en irte”.

Back to the Roots es una producción un tanto menospreciada, así como mucho del material de Mayall, pero que merece un segundo –o primer- vistazo, según sea el caso.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button