DestacadasUpShow

Miles Davis y el jazz de Aranjuez.

Una persona no esperaría escuchar una pieza como el Concierto de Aranjuez del compositor español Joaquín Rodrigo arreglada en el estilo de jazz. La pieza de 1939, para ser exactos, su segundo movimiento, el adagio, tuvo tal resonancia mundial que figuras como Chick Corea y Modern Jazz Quartet la adaptaron a sus estilos.

Lo mismo sucedió con Miles Davis, iconoclasta del jazz, quien en su álbum Sketches of Spain, nos presenta su particular interpretación. Esta es similar a la original en los primeros 4 minutos y medio. Posteriormente, el trompetista y su banda la va mezclando con jazz y desmenuzando, presentando un arreglo que no debería funcionar, pero que lo hace de alguna manera. No sólo eso, sino que se considera de los mejores trabajos en la carrera de Davis y uno de los grandes trabajos de fusión.

(Miles Davis y Gil Evans)

El coqueteo del jazzista con la música española y flamenca lo llevó a colaborar con Gil Evans para la producción de este disco, Sketches of Spain, que fue dado a conocer el 18 de julio de 1960, por lo que ya cumple 60 años.

En segundo lugar, encontramos una porción de El Amor Brujo, ballet compuesto por Manuel de Falla en 1915, considerada una de las piezas más importantes de la música española y que es retitulada como “Will o’ the Wisp” pues lo que retoma es su “Canción del fuego fatuo”. Con esta, Davis cierra lo que era el primer lado del disco de vinil.

El lado B abre con “The Pan Piper (Alborada de Vigo)”, melodía tradicional gallega de figura sencilla y que Davis extiende inspiradamente aprovechando sus tonos melancólicos. Como lo refiere el título, esta se toca con un “pan pipe” o flauta de pan, que consta de varios tubos, instrumento muy antiguo también conocido como zampoña en regiones americanas.

A la placa le dan cierre “Saeta” y “Solea”, para dar un total de 41 minutos en los inolvidables “Bocetos de España”, título que se apega perfectamente a lo que pretende ser el disco, una revisión a otro tipo de música en la visión del jazz y que logra una buena cohesión. Es considerado adelantado a su tiempo, una incursión en el world music con fusiones muy poco usuales de jazz, música clásica y tradicional española.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close