DestacadasUpShow

One Hot Minute de los Peppers y su cuarto de siglo.

Para 1995, The Red Hot Chili Peppers era ya uno de los grupos más famosos de rock en la historia. La oleada de jóvenes que se congregaban para escuchar su música, tocarla o vivirla en sus conciertos, era considerable. Los Peppers se habían transformado en una marca, en una identidad y en una fábrica de éxitos.

One Hot Minute fue el disco que puso el último remache a la construcción de casi dos décadas. Salió a la venta el 12 de septiembre de 1995 y fue todo un suceso inmediato en cuanto a ventas. Los sencillos se escuchaban constantemente en las estaciones de radio y en los canales de televisión.

Las ventas de One Hot Minute no superaron a las de su predecesor, Blood Sugar Sex Magik de 1991, pero sí su exposición. El sexto disco de estudio del grupo de rock californiano cuenta con sencillos como “Aeroplane”, una de las más tocadas de la década, además de “My Friends” y “Warped”.

Las composiciones de Red Hot en este material son características, siempre bajo el mismo estilo, pero con identidad propia y distintas a sus predecesoras. Cada nuevo álbum era un producto íntegro, las influencias musicales eran identificables y se les celebraba por lo poco estático de su estética y esctructura.

El disco también representa una etapa de tribulación, de fluctuación y de cambios, unos forzados, otros naturales. El guitarrista John Frusciante había abandonado la alineación, desencantado con la maquinaria que había llegado ser la agrupación y decidió seguir su propio camino. Después de algún tiempo, la banda continuaba sin encontrar un buen reemplazo.

Para One Hot Minute, los Peppers restantes reclutaron al experimentado Dave Navarro, exintegrante de Jane’s Addiction, quien había resaltado por su participación en el disco debut de Jane’s (1987), así como de Nothing’s Shocking (1988) y Ritual de lo Habitual (1990). Navarro también había grabado una placa son su propia banda, Deconstruction, en 1994, por lo que era un nombre bastante conocido. Con Peppers, Navarro sólo grabó el disco del cual hablamos hoy, además del cover “I Found Out” de John Lennon, presentado en un disco tributo y “Lover Rollercoaster”.

Portrait of US group The Red Hot Chilli Peppers taken on 10th August 1995. © Steve Double / Retna Ltd Credit All Uses

Por su parte, Anthony Kiedis luchaba por mantenerse sobrio, tras una recaída en las drogas después de 5 años de haberse mantenido limpio. La composición de la placa le ayudó, pues resultó en una catarsis creativa que le valió de la simpatía de sus seguidores.

Tanto creía el cuarteto en el contenido del disco, que el track que da nombre fue “aventado” hasta el número 10 en la secuencia de las 13 canciones que lo componen. Tal vez la que se presenta en One Hot Minute no sea la alineación predilecta de los fans, pero el disco creado por Anthony Kiedis, Dave Navarro, Flea y Chad Smith en 1995, se mantiene como uno de los más conocidos a un cuarto de siglo de haber sido presentado.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close