DestacadasUpShow

Pink: vivita y coleando.

El 4 de abril de 2006 se presentó el cuarto disco de la cantante y compositora, Pink, cuyo nombre de nacimiento es Alecia Beth Moore, originaria de Doylestown, en Pennsylvania, Estados Unidos. La placa vendió más de 6 millones de copias y la mantuvo como una de las cantantes de rock pop más redituables. La producción I’m Noy Dead fue una nueva cumbre en su carrera.

El material cuenta con mensajes de varios tipos, desde los políticos hasta los fraternos, las críticas al sexismo, más no sólo al que proviene del mal llamado “sexo opuesto”, sino del sexismo autoinflingido, aquel que promueven las mismas mujeres. Sobra decir que el mensaje, proviniendo de una mujer sumamente activa en el tema, le otorga un valor adicional.

.

Por otra parte, es sabido que Pink no oculta sus preferencias políticas, las promueve frecuentemente como muchos otros músicos y figuras del arte y entretenimiento. La mayoría de las expresiones artísticas, llevan implícita una carga ideológica, aunque en ocasiones se les recrimine a sus difusores por su alcance e influencia: sobre todo aquellos que tienen como meta los mercados juveniles y hasta infantiles. La música, durante mucho tiempo ha tenido mensajes de crítica directa o indirecta y podemos ver algunos claros ejemplos en la clásica –o incluso mucho antes- que defendían o denunciaban los manejos políticos y religiosos.

.

En I’m Not Dead, existen estos mensajes. Como en “Dear Mr. President”, dedicada –sin mencionarlo por nombre- a George Bush hijo, quien era en ese momento el presidente de los Estados Unidos. Pink, con sólo una guitarra acústica, lo invita a bajar del pedestal en el que inevitablemente se coloca a las figuras de autoridad, y caminar junto con ella para observar las realidades, como la pobreza y la discriminación. Además, la compositora pregunta al mandatario cómo es que duerme por las noches.

 El sencillo principal de la cuarta placa de Pink fue “Stupid Girlz” en el que Pink cuestiona de manera directa: “¿Qué pasó con el sueño de una chica presidente? Ahora baila en el video junto a 50 Cent” (rapero popular y millonario de los 2000). En el sencillo, la cantante parodia a varias figuras del pop que ejercían fuerte influencia sobre las niñas de ese entonces, como Jessica Simpson, Paris Hilton y Lindsay Lohan, entre otras. A la misma Pink se le ha señalado por la explotación de su imagen en varios momentos de su carrera.

.

I’m Not Dead también habla de la pérdida de los seres queridos, amigos o familiares a quienes no se les puede dar una despedida. Habla de caer y de levantarse, de procurar la autoestima y aprender de los momentos no favorables, así como de tomar las riendas de la propia vida, de estar solo y disfrutar la soledad, de aprender de ella, reinventarse para uno mismo y, en consecuencia, para los demás.

El álbum contiene 17 temas en los que también se aborda el romance y, con una duración de casi una hora, tiene mucho que decir. Este desprendió 5 sencillos, como los ya mencionados “Stupid Girlz”, “Mr. President”, además de “Who Knew”, “U + Ur Hand”, “Nobody Knows” y “Leave Me Alone (I’m Lonely)”.

I’m Not Dead, que cumple ya 15 años, tiene más profundidad de lo que pudiera parecer a primera vista. Pink se apoyó en la producción de una decena de personas para crear su propuesta para mediados de la década pasada y que a la fecha suena relevante.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button