DestacadasUpShow

Reto alcanzado: Spawn llegó a sus primeras 100 ediciones hace 20 años.

En el mundo de los comics existen los héroes, existen los villanos y existen los vigilantes o anti héroes. Y por supuesto, existe Spawn, personaje emanado del infierno, figura trágica que toma inspiración de la mitología, de la religión, de los propios comics, la literatura clásica y de horror.

(Una de las primeras piezas de Spawn, con una propuesta desechada de logotipo)

.

Spawn fue creado por el ilustrador, escritor, visionario y magnate de la industria del juguete, Todd McFarlane cuando era adolescente, más esperó el momento adecuado para presentarlo al mundo.

(Coyote #11, con portada de marzo de 1985, Marvel Comics, presentando el arte del debutante McFarlane)

.

El canadiense inició su carrera artística en 1987 dibujando títulos como Coyote, Infinity Inc. y Detective Comics. Posteriormente migró a Marvel donde ilustró The Incredible Hulk, junto con el escritor Peter David y después The Amazing Spider-Man con David Michelinie. Ambos creadores, además del editor Jim Salicrup, crearon a Venom, uno de los villanos más populares de los últimos tiempos.

.

McFarlane pertenece a una camada de dibujantes que se convirtieron en súper estrellas y en millonarios gracias a su aportación a los comics. La generación se gestó en Marvel Comics a finales de los 80’s y principios de los 90’s. Fue la primera ocasión en que se dio prioridad al trabajo del ilustrador por encima del escritor, lo cual también creó un desbalance, pues algunos comics carecían de substancia y consistían de dibujos llamativos.

.

Varios de estos jóvenes artistas crearon un estilo distintivo para sus respectivas revistas, generando ventas de cientos de miles de ejemplares. Por otro lado, también inventaban personajes sumamente populares como el mencionado Venom. Sin embargo, estos pasaban a ser propiedad de las editoriales. Por decir, Rob Liefeld creó a Cable y a Deadpool, mientras que Jim Lee cocreó a Gambit y a Bishop. Aunque recibían cierta -buena- cantidad por cuestión de regalías, los personajes pasaban a ser propiedad de las editoriales.

Al ver esta situación, algunos de estos artistas guardaron potenciales personajes. En el caso de McFarlane, prefirió no presentar a Spawn en Marvel.

.

Siete de los dibujantes más populares y redituables de Marvel se unieron para crear una compañía editorial independiente donde los creadores retuvieran los derechos de sus personajes. Contra todo pronóstico, triunfaron con Image Comics, fundada en 1992, que es actualmente la tercera compañía más grande de Estados Unidos, después de Marvel y DC.

.

Los seguidores de los llamados “Big Seven” (Siete grandes) de Image, esperaban con ansias las nuevas propuestas. Primero debutó Youngblood de Rob Liefeld, en abril de 1992. Le siguió McFarlane con Spawn, personaje dantesco que había vendido su alma al diablo (llamado Malebolgia) a cambio de poder ver por última vez a su esposa, Wanda. Al Simmons era un mercenario al servicio del gobierno de Estados Unidos a quien se le acaba la suerte, es traicionado y asesinado.

.

Tras el supuesto trato con el demonio, Simmons es regresado a la Tierra. Pero hay un pequeño inconveniente (o varios): han transcurrido 5 años de su muerte, ha reencarnado en una persona caucásica cuando Simmons era de origen afroamericano; su cuerpo está totalmente quemado y desfigurado (aunque puede tomar forma humana por cortos periodos), tiene muy pocas memorias de su vida previa y ahora es un demonio (o Hellspawn), cubierto de un ente simbiótico que le provee de poderes. Por cierto, su exesposa Wanda se ha casado con su mejor amigo y ahora tienen una pequeña hija, Cyan. Como Spawn, Simmons posee poderes sobrenaturales otorgados por Malebolgia en cantidad limitada. Cuando estos se terminen, regresará al infierno por toda la eternidad.

(Spawn recuerda su propio funeral y a su esposa, Wanda)

.

El 3 de junio de 1992 se estrenó el comic titulado Spawn #1, con lápices, tintas y argumento de McFarlane, quien se había fogueado como escritor en el comic titulado simplemente Spider-Man. En este, ya había demostrado un gusto por lo obscuro, lúgubre y demoniaco.

.

El formato de los comics de Image era totalmente distinto a lo acostumbrado. Eran ligeramente más caros, pero la calidad era muy superior a la de sus rivales. Acogieron por completo el color por computadora, aplicando degradados y una paleta mucho mayor a los cuatro colores utilizados por tradición (y por economía). El papel era más grueso y menos poroso, por lo que la impresión lucía mucho mejor. Los dibujos se expandían hasta los bordes de las páginas, permitiendo una mayor inmersión en las historias.

.

Si bien Image Comics se caracterizaba por “estrellas que dibujan e intentan escribir”, demostraron que tenían la visión y la disciplina para sacar su negocio adelante, varios de ellos emplearon a escritores de renombre para ayudarlos a darle profundidad a sus conceptos. Pese a los intentos, la editorial se caracterizó por sus retrasos. Aun así, los seguidores estaban dispuestos a esperar. Poco después, los más famosos creadores de comics buscaban la oportunidad para brincar a Image y crear sus propios personajes. Marvel y DC no se lo tomaban con mucho gusto y a menudo despedían a los creativos que se encontraban en tratos con Image.

(Spawn #8, escrito por Alan Moore )

.

Uno de los casos más sonados fue cuando los editores de Marvel corrieron a uno de los dibujantes más famosos en la historia de Hulk, el canadiense Dale Keown, quien había iniciado dibujando al Goliath Verde con el número 367 y quien fue despedido en el #398, a tan sólo dos números del 400, quitándole tanto a él como a los lectores la posibilidad de ver su trabajo en el número de aniversario.

(Spawn #9, escrito por Neil Gaiman)

.

McFarlane se dedicó a dibujar y escribir Spawn durante sus primeros números. Como tenía la intención de incursionar en otros negocios como la fabricación de juguetes –de la cual es un magnate hoy en día-, cedió las riendas creativas de su comic. En el número 16 de Spawn se integró el dibujante Greg Capullo, quien se había hecho popular por dibujar Quasar y X-Force para Marvel. Capullo se convertiría a su vez, en una gran estrella del comic. El escritor invitado para el título fue Grant Morrison, conocido por Doom Patrol, The Invisibles y Batman: Arkham Asylum, entre otros trabajos.

(Spawn #16, escrito por Grant Morrison y arte de Greg Capullo)

.

Spawn se convirtió en un éxito instantáneo, así como el resto de los comics de Image. Actualmente continúa siendo el poseedor del récord como el comic independiente con un solo personaje más vendido en la historia, con aproximadamente un millón de copias en su primer número.

(Spawn #25 fue ilustrado por otro de los fundadores de Image, Marc Silvestri)

.

Aunque prácticamente se retiró del dibujo, el canadiense se ha mantenido al tanto de su título y continuamente lo escribe. También recurrió a algunos buenos escritores para que lo ayudaran a expandir su historia, tales como Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman. El caso de Gaiman es tan complicado e interesante, que merece que le dediquemos un apartado especial en el futuro.

(Angela y Medieval Spawn, entre otros, fueron creador por Neil Gaiman)

.

La industria del comic auguraba el fracaso para Spawn e Image. Las editoriales independientes surgían constantemente, pero muy difícilmente podían subsistir. Hasta el momento de escribir estas líneas, Spawn continúa en publicación y se encuentra en el número 311. También ostenta el récord como el comic independiente más longevo, sobrepasando al también canadiense Dave Sim con Cerebus, que llegó al #300, aunque en el caso de Sim se trata de una misma persona haciendo su propio comic.

.

Pero sin adelantarme tanto, el motivo de estas líneas es el aniversario del número 100 de Spawn, que fue publicado el 15 de noviembre del año 2000. Este fue escrito por Todd McFarlane, con la ayuda de Brian Holguin en el diálogo y Greg Capullo en el arte a lápiz. Las tintas corrieron a cargo del propio Todd, así como del experimentado Dani Miki.

.

Ya no tiene la popularidad del inicio ni registra las ventas de hace años, más Spawn aún es referente en muchos aspectos. Se adelantó a su tiempo al tener su propia película con actores reales (llamadas “live action”) en 1997, así como una serie animada para adolescentes y adultos producida por HBO y una constante producción de figuras por la propia compañía de su creador. Y todo ha sido paso a paso, como el logro de sus primeros 100 números, de los cuales su cumplen 20 años de haberse alcanzado.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close