DestacadasUpShow

Sabotage de Black Sabbath.

A partir de los años 70’s, muchos de los grupos que surgieron se catalogaron como “rock pesado” o heavy metal. Muchos de ellos también se apoyaban fuertemente en parafernalia para probar su punto. Conciertos teatrales con gran cantidad de elementos, muchos de ellos orientados al ocultismo, eran herramientas para ganarse a los fans, rebeldes por naturaleza y que encontraban en el rock una forma de expresión.

El tiempo es un gran destilador. Con su transcurrir inevitable podemos ir descubriendo las verdaderas esencias. En el caso de Black Sabbath, encontramos que su propuesta musical era tan honesta entonces como lo es hoy en día. Y si deseas una prueba, basta escuchar el disco que este año cumple ya 45 de haber salido a la venta: Sabotage.

El sexto material de estudio de la agrupación británica cuenta con la alineación clásica de Ozzy Osbourne (voz y armónica), Tony Iommi (guitarras), Geezer Butler (bajo) y Bill Ward (batería y percusión).

Con tan sólo 8 canciones, Sabotage es un catálogo de buena música. “Symptom of the Universe”, la tercera en el orden de la placa, es considerada como precursora del trash metal, que tiene representantes comerciales como Metallica, Anthrax y Megadeth. Una de las características del género, además de su rápido tiempo, es el uso de un doble bombo en la batería, que permite duplicar la velocidad del bajo al utilizar ambos pies.

“Symptom of the Universe”, en sus 6 minutos y medio de duración, da pie a una parte más melódica, a menor velocidad y con guitarra acústica que incluso nos remite al sonido de grupos como The Doobie Brothers.

Otras, como “I’m Going Insane (Radio)”, distan un tanto del estilo Sabbath y recurre al uso de sintetizadores, pero como con otras composiciones del álbum, el instrumento es herramienta para enviar un mensaje. La depresión de sus integrantes fue el común denominador durante la producción de este disco, pues se encontraban inmersos en una cruenta batalla legal contra su antiguo manejador al grado de nombrar al disco “sabotaje” pues era el sentimiento en común.

Los hechos detrás del lanzamiento de un disco, se vuelven anécdotas y queda como documento la música misma. Al final de cuentas, no es necesario conocer la historia para apreciar un disco. Muchas veces, basta con topárselo en internet, darle “play” y disfrutar. Sabotaje de Black Sabbath, otra de las joyas del rock, se puso a la venta el 28 de julio de 1975, por lo que cumple 45.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close