DestacadasUpShow

Se cumplen 15 años de la película Spider-Man 2.

No, esa no; la primera segunda parte.

El 2 de julio de 2004 llegó a los cines de todo el país la segunda parte de Spider-Man, película dirigida por el entonces mundialmente aclamado Sam Raimi y estelarizada por el también entonces afamado en todo el globo terráqueo, Tobey Maguire.

 

Curioso cómo funcionan las cosas: esta semana, 15 años después, llega una nueva segunda parte de Spider-Man. El protagonista es Tom Holland. Y ya tuvimos otra segunda parte: la de Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro, que estrenó el 2 de mayo de 2014, hace poco más de 5 años. En aquella ocasión, a Peter Parker/ Spider-Man lo interpretaba Andrew Garfield.

 

Pero regresemos diez años más. Hasta 2004. En esos días, existían pocas películas de superhéroes –en especial de Marvel- y los más conocidos eran los personajes de DC, ya fuera por sus filmes, animaciones u otro tipo de mercancía. Hoy en día, los papeles se han revertido.

Para muchos, Tobey Maguire es el Spider-Man Definitivo. Sin importar su poco parecido físico como, por ejemplo, en el color de sus ojos (mientras que el Peter Parker de los comics los tiene castaños, los ojos de Tobey son azules). La poca estatura o voz aguda tampoco fueron impedimento para que Maguire fuera un buen Spidey.

 

James Franco, quien despuntó con ese serial de películas, había audicionado para interpretar a Peter, pero al final, se quedó como Harry Osborn. Y también hizo un buen trabajo.

Los villanos son otro factor esencial para el éxito de la saga: en la primera vimos una gran interpretación del Green Goblin por parte de Willem Dafoe y en la segunda entrega, el actor de ascendencia española, Alfred Molina, haría también una espectacular versión de Doctor Octopus.

Para reinterpretar al héroe en el cine ya se habían hecho varios cambios: a) se prescindió de Gwen Stacy como primera novia formal, b) se mantuvo a Betty Brant como personaje de apoyo sin mayor importancia, c) Spider-Man lanzaba sus telarañas de manera orgánica, desde sus propias muñecas y no como un artefacto independiente, d) se le inventó una pareja sentimental al “Doctor Pulpo” para justificar sus fechorías, entre otras cosas.

 

El filme cuenta con elementos memorables, desde la antes mencionada interpretación de Molina, como la de J. K. Simmons como el editor y jefe de Peter, J. Jonah Jameson. Tan buena fue su versión, que actualmente se ha prescindido del personaje en lugar de volver a hacer casting. Se rumoró que Simmons podría ser llamado de nuevo, mas esto nunca sucedió.

 

¿Y qué decir del casero de Peter, el señor Ditkovitch (en un homenaje al cocreador de Spider-Man)? Fue interpretado por el actor Elya Baskin, mientras que Dylan Baker como el doctor Curt Connors nos dejaba ver un poco de lo que sucedería en el futuro (pues se transforma en The Lizard).

La cinta contiene otro pequeño homenaje: cuando vemos el destino inminente de Otto Octavius, lo vemos hundirse en el río:

 

La posición es un recuerdo del panel donde sufre la explosión que le otorga poderes en el comic, Amazing Spider-Man #3, de julio de 1963:

 

Los cameos de Bruce Campbell y Stan Lee también valen la pena verse de nuevo. Existieron rumores que decían que las apariciones de Cambell en las distintas películas (en la 1, es el presentador en el ring de luchas; en la 2, el encargado de la puerta en el teatro donde actúa Mary Jane; en la 3, es el capitán de meseros donde Peter pretende proponerle matrimonio a M.J.) se debía a que el actor en realidad interpretaba a Quentin Beck, Mysterio en los comics (y quien es interpretado en Lejos de Casa, por Jake Gyllenhaal).

 

Hasta la fecha, muchos fans consideran a Spider-Man 2 como la mejor que se ha filmado en la historia de este querido personaje y las expectativas son altas. Se nos hemos olvidado un poco de ellas tiene que ver más con el mal recibimiento que tuvo la entrega siguiente. Y no fue culpa total de Raimi. El director no deseaba integrar a Venom porque sentía que la historia se complicaría demasiado; sin embargo, los ejecutivos de arriba decidieron que se incluyera. El hecho provocó, efectivamente, que la cinta se sintiera apresurada y con demasiados elementos.

Sam Raimi tenía planeado redimirse con una cuarta parte, en la que presentaría a Black Cat y a The Vulture, interpretado por John Malkovich. Los planes cambiaron y Raimi abandonó el proyecto amigablemente. Pese a todo, a 15 años de su estreno, Spider-Man 2 sigue siendo una película digna de recordar, sobre todo ahora que se acerca una nueva segunda parte.

Te dejo con el link al tema de Spider-Man, compuesto para la animación de 1967, por Paul Francis Webster and Robert Harris. Para esa ocasión fue regrabada por el canadiense Michael Bublé.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close