DestacadasUpShow

Selmasongs: banda sonora de Björk para Bailando en la obscuridad, cumple 20 años.

Selmasongs: Music from the Motion Picture Soundtrack ‘Dancer in the Dark‘, cumple 20 años. El disco es uno de los más conocidos de la cantante y compositora islandesa, Björk Guðmundsdóttir, quien tiene actualmente 54 años de edad. La razón se debe a que el material auditivo tuvo gran exposición por ser parte del filme Bailando en la obscuridad, que fue el único donde ha actuado la compositora de hipnotizante voz. Este contiene sólo 7 canciones, que son un despliegue de grandeza musical.

Las composiciones de Selmasongs (para abreviar), fueron solicitadas para la cinta del también inspirado Lars Von Trier, de origen danés y que ha dirigido una buena cantidad de buenos proyectos. Una historia sencilla, pero sumamente impactante, también tuvo su estreno en el 2000, más precisamente el 8 de diciembre (por lo que próximamente le dedicaremos algunas líneas).

La composición y producción de la banda sonora –o soundtrack- corrió a cargo de Björk, quien también sintió el deseo de participar en el filme e interpretó el papel principal. El contenido del álbum es de carácter experimental, aunque con algunas estructuras convencionales como la balada. Una de canciones, “I’ve Seen It All”, contó con la participación vocal de Thom Yorke, integrante de Radiohead, quien también puede presumir de una saludable carrera como solista.

Otra de las composiciones, “Cvalda”, incluye la interpretación de la actriz Catherine Deneuve, quien interpreta al personaje que da nombre al track. Deneuve es la única de los actores cuya voz aparece en el disco, pues aunque varios de ellos cantan en la cinta, sus voces fueron omitidas en el álbum. Asimismo, existen algunas diferencias en el contenido de las letras.

La música de Selmasongs es parte indispensable de la narración de la película pues Selma recurre a la música de manera natural para escapar a las dificultades de su existencia, a sus presiones y es una herramienta que le permite ver la belleza donde difícilmente la hay.

Orquestaciones y música electrónica fuera de sus elementos habituales forman un musical que en ocasiones se asemeja al tradicional de Hollywood y en otras, parece algo totalmente distinto, ya que en realidad es una historia que tiene poco qué celebrar. Sonidos con objetos cotidianos y elementos surreales crean un gran álbum que salió a la venta el 18 de septiembre del año 2000, de poco más de media hora de duración pero que, si te atrapa, escucharás en muchas ocasiones.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close