DestacadasUpShow

Sherlock: 10 años.

Hace poco hablamos de los 90 años del fallecimiento de Arthur Conan Doyle (ocurrido el 7 de julio de 1930 cuando tenía 71 años) y su transcendencia en la historia como escritor de novelas. El también médico tuvo a bien la creación del detective por excelencia: Sherlock Holmes, conocido prácticamente en todo el planeta. Aquí el link con esas líneas:

Sería sumamente difícil contar todas las adaptaciones que se han hecho de sus personajes, en particular del mencionado Holmes y de su fiel amigo, el doctor John Watson, semejantes en tonalidad y complicidad al Quijote de Cervantes.

Una adaptación reciente y que tuvo una gran aceptación por parte del público televidente es la serie llamada simplemente Sherlock, estelarizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman (como Holmes y Watson, respectivamente) y que resultó muy benéfica para sus respectivas carreras.

Pese a que esta no ha sido cancelada, su producción terminó en 2017 y no han anunciado futuras entregas.

La producción de la BBC cuidó cada detalle, llevando los relatos clásicos y el estilo de Arthur Doyle al presente. Sherlock ya no vive en la época victoriana, sino en el siglo XXI, resolviendo todo tipo de crímenes gracias a su compleja mente deductiva carente de empatía con sus congéneres humanos.

Los episodios son considerablemente más largos que un capítulo habitual de una serie de televisión y sus tiempos llegan a ser semejantes a los de las películas. Esto se debe en parte a que cada uno de ellos está basado en uno de los cuentos clásicos del detective, respetando la esencia del personaje y su entorno y llevando cada una de las historias de principio a fin.

Las actuaciones y producción hacen honor a la obra de Doyle, objetivo nada fácil de alcanzar. La creatividad narrativa y lo complejo también juegan papel importante. Holmes, como en su contraparte de papel, no siempre es un personaje agradable y su mente le hace juegos perversos que lo llevan a caer en obsesiones y adicciones, a menudo alienando a la gente allegada a él. Las cualidades mentales que lo hacen único también lo convierten en paria. Sus problemas –y vicios- son un tanto más tenues en la reciente serie televisiva, pero el abordarlos evita que Holmes se convierta en cliché y le da profundidad.

En total, se han hecho 4 temporadas con tan sólo tres capítulos cada una, además de un especial realizado en la temporalidad real de las historias de Doyle, en el cual el detective y el resto de su elenco tienen la oportunidad de jugar más literalmente con las ideas originales.

Además, Sherlock tiene como cualidades, la profundidad y las “capas”; cada vez que la veas, encontrarás algo nuevo y te encontrarás explorando al detective que llevas dentro.

Probablemente, Sherlock entrará a tu lista de versiones favoritas si no es que ya lo está. Y mientras esperamos una nueva y corta temporada, la recordamos a 10 años de su estreno en televisión, el 25 de julio de 2010.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close