DestacadasUpShow

Spawn contra WildC.A.T.S.

Cuando la editorial Image Comics debutó en 1992, tomó a la industria por sorpresa. Siete de los creativos más populares de Marvel se unieron para crear una nueva compañía. El hecho era inusitado ya que las pequeñas editoriales no solían tener un largo periodo de vida. A Image se le auguraba una muerte pronta y a casi 30 años, se ha consolidado como la tercera más grande después de Marvel y DC.

.

Dos de los comics más destacados de dicha compañía eran Spawn y WildC.A.T.S., a cargo de sus creadores Todd McFarlane (Spider-Man) y Jim Lee (X-Men), respectivamente. Así que resultaba evidente que un cruce entre historias generaría una gran repercusión. Fue así que ambos creativos se unieron para crear Spawn/WildC.A.T.S., miniserie de 4 números, cuyo número 1 fue publicado hace 25 años, el 11 de enero de 1996.

.

Otro hecho de relevancia es que, si bien, los creadores no estaban involucrados directamente en la miniserie, sí recurrieron a uno de los escritores de más renombre en la industria, el británico Alan Moore. Moore gustaba de experimentar con personajes de reciente creación, pues podía jugar con los conceptos y llevarlos a lugares no imaginados, era territorio nuevo. Durante los primeros años de Image, Moore colaboró en varios de sus títulos, con buenos resultados.

.

Cada uno de los fundadores se hacía cargo de su propio sello, aunque a veces compartían personajes. Así, por ejemplo, Marc Silvestri decidía el rumbo de sus títulos, Strike Force y Cyberforce (y posteriormente, Witchblade, The Darkness y otros). Rob Liefeld expandía su línea de comics con títulos como Youngblood, Brigade y Supreme. La propiedad de sus comics también daba libertad a sus creadores para colaborar con otros, aunque esto llegó a generar problemas e incluso tuvo repercusiones legales.

.

La ventaja de lidiar con nuevos héroes, es que tampoco se debía hacer una extenuante investigación de sus continuidades. Alan Moore expandía los títulos en los que se le contrataba como en el caso de Supreme, de Rob Liefeld, a quien convirtió de un héroe unidimensional copia de Superman, a un personaje con una rica historia, planteando su existencia retroactiva desde algunas décadas antes. Moore también estuvo a cargo de la miniserie de tres partes, Violator, basado en el demonio que es uno de los grandes enemigos de Spawn.

.

En cuanto al arte, Spawn/WildC.A.T.S. contó con la participación de Scott Clark, gran ilustrador quien lamentablemente falleció en 2013. Image y sus estudios se convirtieron en escuelas, ya que con la expansión que tenían, necesitaban artistas que dibujaran sus nuevos comics. De ahí emanaron grandes dibujantes como Michael Turner, David Finch y el mencionado Scott Clark, entro muchos otros.

.

Spawn/WildC.A.T.S. es un crossover donde se juntan dos mundos editoriales. Spawn es un exsoldado convertido en demonio al morir y hacer un pacto con el diablo. Por otro lado, WildC.A.T.S es un grupo de héroes de distintos orígenes y quienes son reunidos para evitar invasiones extraterrestres y otro tipo de peligros.

.

Spawn/WildC.A.T.S., como todo buen crossover del comic, inicia con un enfrentamiento entre ambos bandos. Spawn desea detener a dos integrantes de WildC.A.T.S., Grifter y Zealot, quienes lo han atacado previamente sin razón aparente. Sin embargo, eventualmente Spawn se da cuenta que no son los mismos.

.

Los atacantes arriban al cuartel de WildC.A.T.S. Estos son viajeros del futuro, Cole Cash, alias Grifter, ya en edad avanzada, mientras que Zealot es una nueva guerrera, quien ha tomado la identidad de su predecesora. Los viajeros advierten de un inminente apocalipsis cuando un demonio menor escape del infierno y proclame su reino en los Estados Unidos. El demonio que declarará la guerra a la humanidad será el propio Spawn. ¿Podrán los héroes revertir el fatídico destino?

.

Así comienza el crossover entre dos de los comics más famosos de Image, Spawn y WildC.A.T.S., a cargo de Alan Moore y Scott Clark, en una serie de tan sólo cuatro números, que actualmente no se encuentra en recopilación, debido a cuestiones legales. Sin embargo, los números originales se consiguen a un buen precio en los distintos foros de venta de comics.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button