DestacadasUpShow

Sting y las jaulas del alma.

El músico conocido simplemente como Sting (que significa “Aguijón”), tiene dos etapas que lo definen. Existe aquel joven que experimentaba junto a Andy Summers y Stewart Copeland en The Police, cuando su música era más orientada al rock, al punk ligero y al ska.

.

También resulta curioso que The Police no hubiera sido un grupo de jazz, debido a la inclinación de sus tres integrantes hacia ese género. Sobre todo, después de escuchar The Soul Cages, tercer disco de estudio del exmaestro de música de high school, cuyo suéter de rayas amarillas y cafés le valieron su apodo.

.

Para inicios de los 90, Sting dejó de lado la imagen de rockero. Se convirtió en un narrador de historias. También logró hacer una mezcla entre los sofisticado y lo comercial, entre el arte y el éxito radiofónico. The Soul Cages, es todo menos eso, jaulas del alma. Al contrario, al escuchar este material, el espíritu se relaja. Como con “Saint Agnes and The Burning Train”, pieza instrumental ejecutada en guitarra acústica que tiene un poco del estilo español, pero también de los campos celtas o de los territorios marítimos de Reino Unido, en específico, de las aguas de Newcastle Upon Tyne, de donde es originaria la familia de Sting.

.

Aunque resulta relajante de escuchar, The Soul Cages es una catarsis: fue escrito por Sting para liberar un poco el dolor generado por la pérdida de sus padres, ambos en 1989 a causa del cáncer. Después de un largo periodo sin poder escribir, surgieron las ideas para el nuevo material.  Se trata de un álbum conceptual que recurre a los temas navales. Estos tomarían relevancia nuevamente en el material The Last Ship, musical de 2014.

.

Por su parte, The Soul Cages cuenta la historia de Billy, quien a veces canta en primera persona, a veces en tercera. Billy sueña con llevar a la mar a su padre, un remachador pobre, que vive para trabajar y para morir un poco. Condenado a construir navíos, pero nunca a viajar en uno, Billy decide escapar del mundo junto a su padre, quien ha sido herido de muerte, con tres semanas de vida después de una explosión en su trabajo. Será un viaje sólo de ida para el padre de Billy para después ser sepultado en el mar.

.

Ángeles y fantasmas son algunos de los seres que encontramos en The Soul Cages. El título, por cierto, se refiere a un viejo relato de mar en el que las almas de los muertos son mantenidos en las profundidades por un viejo pescador. Para liberarlas, es obligatorio tomar un trago con él. Aquel que soporte más alcohol que el espectro, podrá liberar a las almas; sino, está condenado a unirse a las demás en las profundidades del mar.

.

Sting también gusta de componer dualmente: letras sombrías con melodías alegres como en el caso del sencillo “All This Time”. Y es una buena técnica ya que, de esta manera, las canciones no se escuchan demasiado tristes.

.

The Soul Cages contiene dos tracks adicionales en los que Sting canta en español y en italiano: “Vengo del Sur” y “Muoio Per Te”. El músico había grabado en otros idiomas previamente, como en portugués y español en el EP …Nada como el Sol.

El disco del que hoy hablamos, The Soul Cages, es una gran producción que se dio a conocer hace 30 años, el 17 de enero de 1991.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button