DestacadasUpShow

Stranger Things: Temporada 3.

En Netlfix desde este jueves 4 de julio.

Stranger Things es una de las series de Netflix mejor recibidas por el público. ¿Y cómo no habría de serlo? Si es un collage de los 80’s: su cultura y sus hobbies tales como la música, el cine, la tele y los comics. Es una cadena de referencias al más estilo Simpsons, pero en un ambiente de misterio, aventura y ciencia ficción.

Empezando por el logotipo, Stranger Things toma prestada la tipografía utilizada para los libros de Stephen King, con detalles reminiscentes del famoso letrero de Star Wars, en cuanto a sus proporciones.

Un grupo de niños como protagonistas también es algo que se utilizó mucho en aquella lejana década y que tal vez toma su inspiración desde los Rascals, hijos de la Gran Depresión Económica de Estados Unidos de los años 20 y 30´s. Esa famosa “Pandilla” de niños haciendo travesuras y metiéndose en problemas se ha perpetuado como fórmula hasta nuestros días. En los 80’s, Los Goonies fueron muy populares y podemos ver su influencia en Stranger Things. Otra fuente de la que toma prestado es, precisamente de Stephen King y su “Cuenta Conmigo” o Stand By Me. O bien, de E.T. con referencias directas a los niños huyendo del gobierno en bicicletas.

¿Qué mejor referencia a los años 80’s que la misma presencia de Wynona Ryder? Si bien su auge fue durante el primer lustro de la década de 1990, despegó con cintas como Beetlejuice, en 1988.

Encuentros Cercanos (Close Encounters), Eso (It), La Niebla (The Mist), Gremlins, V, Aliens, E.T., y otras series o películas ochenteras dejan ver su influencia. Indirectamente o tan directamente como Ghostbusters, con los jóvenes incluso utilizando los famosos trajes.

Los comics también hacen su aparición con una de las series más famosas de tres décadas: Uncanny X-Men. Al inicio de la primera temporada, Will y Dustin apuestan por una copia del número #134, donde Jean Grey pone en coma a Mastermind tras liberarse de su control y que la lleva a desencadenar el poder de Dark Phoenix. Incluso, la situación se repite cuando Eleven se enfrenta al monstruo, capítulos adelante.

Una de las virtudes de esta serie de temporadas de pocos capítulos es que la historia avanza a buen ritmo, los personajes tienen progresión y consecuencias. Se puede apreciar perfectamente dónde van, del “Punto A” al “Punto B”. Eso le da dinamismo y a la vez, provoca que nos interesemos por ellos.

Stranger Things es una serie de Netflix que se apega a la nostalgia y no lo disimula. Es para el público que vivió la televisión de ese tiempo y para los más jóvenes, es una novedosa manera de mostrar cómo se contaban las historias. La temporada tres, está disponible desde este 4 de julio.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button