DestacadasUpShow

Sucker Punch a 10 años.

Sucker Punch, película de Zack Snyder que cumple 10 años, tiene un poco de todo. Casi de forma literal.

La producción que debutó en las salas de Estados Unidos el 25 de marzo de 2011, aglomera una gran cantidad de ideas por el director y equipo de producción para entregar al público una cinta rebuscada, pero por demás entretenida.

.

El filme presume el estilo característico de Snyder, desde su gusto por los filtros y colores, así como los covers a clásicos de rock y su gusto por la ficción, que narra como si se tratara de un videojuego o un comic.

La historia de Sucker Punch puede parecer compleja, más no es así. Lo que es un hecho es que invita al espectador a regresar varias veces para descubrir detalles ocultos y formar sus propias hipótesis.

.

Los personajes son estereotípicos, más no es un defecto, sino un atajo para avanzar rápidamente en el argumento y que el público logre empatía de una manera rápida, entrando de inmediato en las diversas capas con que cuenta Sucker Punch.

Baby Doll, la protagonista, es una joven que queda huérfana y debe vivir con su padrastro abusivo y su hermana menor. La tragedia pega pronto, pues el malvado hombre asesina a la pequeña cuando Baby Doll se niega a ser abusada.

.

La joven es culpada de la muerte de su hermana y enviada a un asilo mental donde su padrastro paga para que le hagan una lobotomía, eliminando así a la única testigo que lo puede llevar a la cárcel.

Sucker Punch tiene una manera casi poética de plasmar sus ideas, expresando que la libertad reside en gran medida dentro de las mentes de los individuos.

Asimismo, la cinta número 5 en la carrera de Snyder es una aventura de ciencia ficción, fantasía, espionaje y otros géneros. Baby Doll (Emily Browning) se convierte en heroína, junto con Rocket (Jena Malone), Sweet Pea (Abbie Cornish), Blondie (Vanessa Hudgens) y Amber (Jamie Chung). Sucker Punch también es un musical y las canciones integradas forman parte importante de la historia, fijando el tono y estimulando las emociones.

.

El final tiene fuertes pistas desde el inicio, más antes de registrar los eventos somos sustraídos de manera rápida a un mundo alterno; en este, las jóvenes trabajan y viven en un burlesque donde seducen con arte a los invitados. El centro es manejado por Blue Jones, villano interpretado por el guatemalteco Oscar Isaak, quien hace un gran papel.

El talento innato de Baby Doll hipnotiza a los espectadores con sus bailes, a la vez que ella se transporta a otros mundos donde lleva a cabo misiones imposibles, enfrentando robots gigantes, nazis y dragones, entre muchos otros peligros, junto con su grupo de heroínas. La desventaja es que, si algo sale mal en este plano, tendrá repercusiones en los demás.

.

El burlesque está a cargo de Madame Vera Gorski (Carla Gugino), una figura materna quien trata de proteger de todo peligro a las jóvenes, más la mano perversa de Blue hace imposible la tarea.

Como mencioné hace unos párrafos, Sucker Punch es una cinta de capas, y cada una de ellas ofrece algo muy interesante y agradable al espectador. El único inconveniente es que esta no se pensó como franquicia, pues es historia tiene principio y final y aunque nos deja con ganas de más, ofrece un cierre satisfactorio –si bien agridulce- con varias posibilidades y como público, tenemos la libertad de elegir la conclusión que mejor nos parezca.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button