DestacadasUpShow

The Clash: London Calling a 40 años.

Ni punk, ni post-punk, sino todo lo contrario.

Hace 40 años, The Clash lanzaba su material London Calling. Y como dice el cliché, nada volvería a ser igual.

El grupo de punk se convertiría sin saberlo, en el representante del género, sobre todo tras el desvanecimiento de Sex Pistols. El punk en sí, y como tal, veía sus últimos días en la isla. El movimiento también representaba una fuerte posición ante las políticas británicas de finales de la década de los 70’s.

Las revoluciones iban de la mano de la música en esos tiempos. Las protestas, por lo general, tenían título, ritmo y estaban incluidas en el disco de algún músico o grupo.

El 14 de diciembre de 1979, London Calling se daba a conocer y era eso, un llamado a la población de Londres y toda Inglaterra en contra de las políticas de una Margaret Tatcher, Primer Ministro que sobreviviría en el poder a muchos de los grupos musicales que se le oponían. A Tatcher se le conocía como “La Dama de Hierro”.

 

A su vez, London Calling es una evolución al encontrarse en transición entre el cambio de décadas, la música también tenía una metamorfosis, migrando a lo que se le denominó “post punk”, con diversas influencias como el ska, rockabilly, rhythm and blues y reggae.

 

Además de la política y acoso policiaco, el disco doble London Calling habla acerca de la depresión, la falta de empleo, el sexo, las drogas y en sí, las distintas crisis tanto personales como colectivas que generaban una corriente negativa en el ambiente inglés de la época. Otras crisis, como la Guerra Fría, continuaban siendo materia de consternación y, tanto la falta de información como la poca transparencia de los gobiernos al respecto generaban distintos ambientes de incertidumbre en todo el globo.

La música en sí es una ideología y The Clash (en español, “El Choque”), así como otros grupos de punk estaban en contra de las corrientes comerciales y populares. El sencillo principal y que da nombre al álbum se queja de la beatlemanía predominante en la escena durante varias décadas. El punk elegía a sus enemigos y tendía a ser implacable; sin embargo, para este tiempo The Clash iniciaba una transición. Ya no chocaba, no iba de frente, sino que se dejaba acompañar. Y es que después de todo, no todas las guerras se ganan en confrontación.

 

London Calling se considera uno de los discos más importantes en la historia, así como su icónica portada, que es una fotografía del bajista Paul Simonon destruyendo su bajo Fender contra el piso. La imagen capturada por la fotógrafa Pennie Smith también ha sido llamada “la mejor fotografía en la historia de la música”. La acción se debió a que Simonon había sido ignorado en su petición de que se le permitiera a la gente estar de pie en uno de sus conciertos del mes de septiembre de 1979. La tipografía y colores eran parte de un homenaje al disco homónimo de Elvis Presley.

 

Uno de los covers incluidos en el material es el clásico de Vince Taylor y sus Playboys, “Brand New Cadillac”. El grupo respeta el estilo rockabilly de la original.

En sí, ambos discos con 19 canciones y más de 65 minutos de duración es un buen reflejo de su tiempo y una gran herencia de la cultura británica al mundo. Este 14 de diciembre de 2019 cumple 40 años de vida.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button