DestacadasUpShow

The Doors, la película de Oliver Stone.

Las películas biográficas, conocidas también como “biopics” (por su terminología inglesa), son una buena manera de adentrarnos a un mundo que tal vez pudiera resultar desconocido, pero que no a la vez, debemos tomar muy en serio.

En ocasiones, las cintas biográficas están sujetas a visones unilaterales, distorsionadas o poco informadas de la historia real. Además, las historias suelen ser idealizadas –o demasiado romanceadas- con el fin ofrecer más dramatismo y como consecuencia, que resulten más atractivas para las audiencias.

.

Uno de las cualidades de este tipo de filmes, en el caso de los musicales es que la selección de temas a presentar tiende a ser una combinación de éxitos y otro tipo de propuestas menos comerciales.

The Doors es una muestra de ello. El director Oliver Stone, conocido por su visión cruda, violenta, directa y sin atavíos, llevó la vida de Jim Morrison al cine en el año de 1991. El filme orientado principalmente a la vida de James Douglas Morrison, se estrenó el 1 de marzo de 1991.

Pese a llevar por nombre el grupo de la banda, como en el caso de Bohemain Rhapsody de Queen, la película se centra en quien fuera su figura principal, en este caso, en Morrison, quien fue interpretado de manera sobresaliente por Val Kilmer.

.

Uno de los contras de la misma, es que desdeña un poco las contribuciones magistrales de sus otros tres integrantes: Robbie Krieger, Ray Manzarek y John Densmore, quienes contribuían en igual proporción a cada uno de los tracks grabados por el cuarteto de rock californiano.

Tal vez Morrison era el alma, más sus compañeros eran el cerebro, el corazón y las manos de The Doors. Tan sólo hagamos un ejercicio rápido, recuerda “Light My Fire”. Si lo primero que te vino a la mente fue el teclado de Manzarek, es por su contribución.

Tan valiosa es la película de The Doors como su banda sonora, misma que registró altísimas ventas y representó la “puerta” de entrada para miles de nuevos fanáticos.

.

Además de Kilmer, podemos ver a una muy joven Meg Ryan en el papel de Pamela Courson, pareja de Morrison y quien se dice, fue la que encontró el cuerpo inerte de su pareja en una bañera de París, el 3 de julio de 1971. Courson se encontraba en la misma espiral descendente que su novio y encontró el mismo final tan sólo 3 años después. Tanto Kilmer como Ryan habían participado en el filme Top Gun, de 1986.

Kyle MacLachlan, uno de los actores favoritos de David Lynch, aparece interpretando al tecladista prodigio, Ray Manzarek. Por desgracia, su labor no se aprovecha del todo pues el trío de músicos termina siendo personajes secundarios en su propia cinta.

The Doors es un buen tributo y una gran producción a la que se le recuerda a 30 años de su estreno.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button