DestacadasUpShow

The October Faction en Netflix.

Serie basada en un buen comic. ¿Vale la pena?

El jueves 23 de enero de este reciente 2020 subió a la plataforma de Netflix, The October Faction, primera temporada de 10 capítulos con un promedio de duración de 40 minutos cada uno y que se basa en el comic publicado por IDW desde octubre de 2014.

 

El concepto es creado por el gran escritor de terror, Steve Niles con arte por el artista Damien Worm. Niles tiene en su haber comics como 30 Days of Night (de 2002, con el ilustrador y su frecuente colaborador, Ben Templesmith), que fue llevada al cine en una buena adaptación en 2007. También tuvo secuela fílmica en 2010.

 

Niles ha escrito la serie de Spawn: The Dark Ages y Hellspawn, para Image Comics, además de crear a Simon Dark para DC Comics, una especie de Frankenstein que vive en las calles de Gotham City y que actúa como uno de sus protectores (sí, haciéndole la competencia a Batman).

 

Otra excelente obra es la que hizo con el desaparecido Bernie Wrightson, también para IDW Comics, la miniserie Frankenstein Alive, Alive! Wrightson sólo pudo hacer tres números pues falleció. El dibujante Kelley Jones fue el encargado de hacer el cuarto y último número.

 

The October Faction es un comic de horror y acción que trata acerca de la agencia de mismo nombre, que se dedica a aplacar las amenazas sobrenaturales. Combaten vampiros y todo tipo de seres irreales con un bajo perfil para mantener el equilibrio en la sociedad. El matrimonio de Deloris y Frederick Allen pertenece a esta agencia, así como el amigo de Fred y compañero de muchos años –además de hombre lobo-, Lucas.

(Lucas y Fred Allen)

 

Fred y Dee tienen dos hijos, Vivien y Geoff, quienes están impacientes por trabajar en el mismo ramo que los padres, pero Fred se los impide, aunque los jóvenes tienen poderes sobrenaturales que les dan una gran ventaja.

(Geoff y Vivian invocan un espíritu en la mansión de la familia Allen)

 

En esta ocasión te recomendaré más el comic que la serie de televisión, pues si bien la de Netflix tiene un inicio “flojo” de tres episodios, el comic inicia con mucha acción y dando la información necesaria para que te intereses por los personajes. La versión televisiva tarda algo en agarrar ritmo, aunque a partir del cuarto capítulo captará tu atención. La lentitud se la atribuimos también al presupuesto requerido para una serie de este tipo que se apoya en el CGI (animación por computadora) y que eleva considerablemente los costos, por lo que se optan por otras formas de narración que no siempre aciertan.

 

La adaptación de Netflix es demasiado libre y cambia muchos elementos de su contraparte en comic. Por ejemplo (y sólo hablaré de las bases para no espoilear), mientras que en el comic los hijos Allen conocen sus poderes y están conscientes del trabajo de sus padres, en la serie desconocen ambos hechos. La serie también pasa demasiado tiempo explorando la sexualidad y se esfuerza por ser demasiado radical, mostrando drogas de manera muy casual, como parte de la vida cotidiana de la mayoría de los jóvenes, desviándose del sentido del cómic.

 

Eso sí, ambos son violentos, no obstante que en papel es más interpretativo.

Las relaciones intrafamiliares también son diferentes. En la versión de televisión, las relaciones de los hijos hacia los padres carecen totalmente de respeto, mientras que en el comic, es una familia disfuncional debido a que su entorno sobrenatural y de crianza los lleva a ser así. La manera “subversiva” de Netflix a veces resulta gratuita y hecha a modo con la finalidad de atrapar jóvenes cuando todo lo que se requiere es saber contar una historia.

(El Geoff del comic, así como su hermana Viv, son lúgubres en su existir debido a sus poderes)

 

Otros personajes como el propio Lucas, el hombre lobo, y quien es relevante para la historia del primer arco en comic, no existe en la serie (al menos en la primera temporada). Fred está retirado y un hecho provocado por Deloris lo obliga a regresar, suceso también importante en la versión impresa. En general, los involucrados son más vistosos e inclinados ligeramente hacia el equipo de superhéroes con tintes macabros, de mucha acción, intriga y sumamente divertidos.

 

Así que, The October Faction es una serie entretenida de Netflix, que no se asemeja al comic del que toma la historia. Si también tienes la posibilidad de leerlo, hazlo, seguro que no te arrepientes.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close