DestacadasUpShow

Traveling Wilburys y su disco #2 que, en realidad, es el #3 (o al revés).

El 29 de octubre de 1990 llegó a las tiendas el disco titulado Traveling Wilburys Vol. 3, del súper grupo de mismo nombre. Es su segunda y última producción. Pero, si es la segunda, ¿por qué se titula Volumen 3?

.

Vamos por partes. The Traveling Wilburys es una agrupación de rock and roll de finales de los años 80. Al estilo de The Ramones, Los Wilbury utilizan un apellido en común, como si se tratara de familia. En realidad, son seudónimos utilizados por Bob Dylan (Lucky Wilbury), George Harrison (Nelson Wilbury), Roy Orbison (Lefty Wilbury), Tom Petty (Charlie T. Wilbury Jr.) y Jeff Lynne (Otis Wilbury).

Harrison propuso la idea de formar una nueva banda a Lynne; entre ambos decidieron invitar a Dylan y Orbison. Finalmente se unió Petty. El nombre de “Los Wilburys viajeros” es un juego de palabras nacido en los estudios de grabación, donde se registraba en cinta analógica cada elemento por separado, vocal e instrumental, para después crear una mezcla general con el disco como se escuchará ya terminado. Algunos errores de ejecución pueden ser disimulados, o sepultados en dicha mezcla. A ello hace referencia el nombre. Decía Harrison, “We’ll bury them in the mix” (“los sepultaremos en la mezcla”). “We´ll bury”, suena casi igual que “Wilbury”.

.

Este súper grupo se unió básicamente para disfrutar de la música sin mayores pretensiones. Se juntaron, compusieron, se metieron en el estudio y pasaron buenos momentos. Así fue que salió a la venta Traveling Wilburys Vol. 1, el 17 de octubre de 1988.

Los planes para el grupo crecieron. Se pensó hacer una gira. Por desgracia, falleció Roy Orbison el 6 de diciembre de 1988. Las carreras como solistas de cada uno debían de seguir, por lo que fue hasta el 29 de octubre de 1990 que llegó Traveling Wilburys Vol. 3.

.

El volumen 2 de la discografía no existe. George Harrison quiso jugar con sus fans, haciendo que buscaran por todos lados el disco que se les había escapado, cuando en realidad nunca se grabó. Esta broma funcionaba a la perfección en la época anterior al internet.

Para la nueva producción, los integrantes cambiaron de nombre: George Harrison (Spike Wilbury), Jeff Lynne (Clayton Wilbury), Bob Dylan (Boo Wilbury) y Tom Petty (Muddy Wilbury). El disco está dedicado a la memoria del buen “Lefty Wilbury”.

(Liga para escuchar el primer disco, ya que andamos en esas)

.

El contenido musical de ambos discos es de lo mejor. Es una fusión de estilos compositivos e interpretativos, pero a la vez se puede distinguir a cada uno de los músicos. Las voces son reconocibles y las canciones, divertidas y hasta con tintes de humor, como el track “7 Deadly Sins”: “Siete pecados capitales… es donde la diversión comienza”.

Se dice que el artista crea para sí mismo y este es uno de los mejores ejemplos que podemos encontrar. El último sencillo es otra gran composición, “The Wilbury Twist”, con el que termina el segundo disco y un corto, pero memorable patrimonio musical y un enorme pedazo de la historia del rock and roll, del cual se cumplen 30 años con su Volumen 3.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close