DestacadasUpShow

Uncanny X-Men #268: Wolverine conoce a Captain America.

Si has seguido la columna de un servidor en Update México durante los últimos días, habrás visto que hemos hablado recurrentemente de The X-Men, tanto del epílogo de la Saga de Phoenix en comic, como del primer filme que cumplió 20 años de su estreno, y con ello, se generó momentum para la oleada de películas basadas en comics.

Hoy abordaremos otro aniversario, un tanto cuanto más sutil, pero también importante. Se trata del comic Uncanny X-Men #268, publicado el 17 de julio de 1990, con fecha de portada de la segunda quincena de septiembre. El número en cuestión fue producido por el escritor Chris Claremont, el dibujante Jim Lee, el entintador Scott Williams, el letrista Tom Orzechowski, la colorista Glynis Oliver y el editor Bob Harras, quienes eran el equipo creativo usual en ese entonces.

Desde el inicio de los comics, los personajes han trascendido a sus propias páginas para conocer a otros y esta se convirtió una característica de Marvel desde los 60’s. Así que no debería sorprender que se llevara a cabo una historia donde Wolverine conoce a Captain America (que es de lo que trata X-Men #268). Incluso ambos héroes ya habían tenido encuentros –y desencuentros- como en la serie Secret Wars de 1985:

Otra confrontación entre ambos fue presentada en el especial anual número 8 de Captain America de 1986.

Cuando Uncanny X-Men #268 salió a la venta se convirtió en uno de los números más populares. Su precio se incrementó rápidamente y era difícil encontrar un ejemplar. Ahora se ha relajado la cacería y se puede conseguir a precios más accesibles. También se ha reimpreso en varias colecciones.

(Reimpresión en tercera dimensión)

La popularidad de dicho número se debió en gran parte al arte de Jim Lee, quien entró a X-Men en un tiempo en el que sólo los artistas más renombrados podían hacerlo. Las regalías lo hacían un objetivo profesional. A su vez, cuando un ilustrador era requerido para ilustrar Uncanny X-Men, es porque era uno de los más populares en el campo.

Jim Lee tenía relativamente poco tiempo ilustrando. Su primer trabajo fue publicado en un comic independiente de un número para la difunta compañía Solson Publications, Samurai Santa #1 de 1986, donde hizo las tintas. Posteriormente ingresó a Marvel para ilustrar Alpha Flight #51 en octubre de 1987, título donde se mantuvo algunos meses. Después ayudó a lanzar el segundo título mensual de Punisher: the Punisher War Journal en noviembre de 1988. En los números 6 y 7, se lleva a cabo una memorable pelea entre el titular y Wolverine. Esto atrajo los ojos del editor Bob Harras, quien ofreció a Lee el título mensual de X-Men.

Después de trabajar de manera esporádica en el comic, Lee se integró de manera regular en el #267. En el #266 se presenta a uno de los X-Man más populares: Gambit, creación de Jim Lee y Chris Claremont.

Claremont, por su parte, se encontraba en una etapa en la que mantenía a The X-Men –y a los lectores- en una interesante incertidumbre constante. Miembros de los X habían muerto, otros habían desaparecido y en ese momento no había una alineación definida. Todo era parte de un plan que tendría su clímax en el número de aniversario #300, más esto no llegó a concretarse pues Chris Claremont fue obligado a renunciar poco antes.

En X-Men #268, Claremont y Lee hacen un alto en el frenético ritmo del título para presentar una historia situada parcialmente en el pasado. Comenté al inicio que Wolverine y Captain America ya se conocían; sin embargo, la historia que se presenta se lleva a cabo en 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Steve Rogers tenía relativamente poco tiempo usando el manto de héroe por lo cual, podemos leer a un Captain más joven e inexperto. Por su lado, Wolverine no era el héroe que llegaría a ser con The X-Men. El mutante recorría el mundo y en ese momento se encontraba en la isla asiática ficticia llamada Madripoor, lugar de mafiosos y delincuentes en el cual, Wolverine –o mejor dicho, Logan- era respetado.

La isla es importante en la historia de Logan, pues es ahí donde pasó varios temporadas de su longeva vida. Amigos, aliados, enemigos y uno que otro amor se localizaban en el peligroso lugar.

Chris Claremont logra equilibrar la historia con dos personajes contrastantes como Logan y Rogers, de manera divertida, creíble y sin dar preferencias. Asimismo, se da tiempo para involucrar a la organización conocida como The Hand y sus ninjas. Por si fuera poco, en el relato del pasado involucran a una niña de nombre Natasha Romanoff. Exacto, The Black Widow, quien también ha tenido una larga vida.

Todo esto transcurre mientras Wolverine, Psylocke y Jubilee, rescatan a Black Widow en el tiempo presente. Cuando se recupera, unen fuerzas para detener el afianzamiento operativo de The Hand y los gemelos Fenris en Madripoor, tal y como lo hicieran Logan con Steve Rogers en 1941.

Uncanny X-Men #268 recordó a los lectores que el universo Marvel era cohesivo y que había múltiples oportunidades para explorar el pasado. En 2020 se cumplen 30 años de su presentación.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close