DestacadasUpNewsUpWorld

El arresto de Assange en Londres

Acoso y abuso sexual fueron los delitos que en el 2012 ocasionaron que el fundador de Wikileaks, Julian Assange buscara refugio en la embajada de Ecuador en Londres.

Del 19 de junio del 2012 a la fecha, pasaron casi 8 años, en los que finalmente y después de un largo proceso político, las negociaciones hicieron que la balanza se inclinara hacia el arresto de Assange en la embajada ecuatoriana en Londres, donde con barba crecida y con una imperante renuencia al hecho, las autoridades lo trasladaron fuera del recinto que le otorgó refugio, nacionalidad y que ahora, luego de muchas declaraciones de altos mandos, retiraron el asilo y con ello la garantía de ser tomado preso y extraditado.

Julian Assange fue arrestado por autoridades del Servicio de Policía Metropolitana en cumplimiento de una orden de la Corte de Magistrados de Westminster el 29 de junio de 2012, por no ponerse a disposición de la corte. El australiano fue declarado culpable de violar los términos de la fianza concedida (mismos que no han sido compartidos con precisión)  mientras luchaba contra una posible extradición a Suecia, lugar en donde se le acusaba de los primeros dos cargos de abuso sexual y violación; la pena máxima por faltar a la fianza es de 1 año en prisión; sin embargo, se informa que Assange fue arrestado por delitos informáticos a petición de Estados Unidos, siendo confirmado por el Ministerio británico y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Assange ahora de 47 años, fue arrestado en el Reino Unido en relación a un cargo federal de conspiración para cometer una intrusión informática por hacer aceptado robar una contraseña para accesar a una computadora clasificada del Gobierno de Estados Unidos, según detalla la agencia estadounidense en un comunicado oficial. El acusado ante ello, se ha declarado inocente de todos los cargos.

Se sabe que en el 2010, conspiró con la exanalista de inteligencia, Chelsea Manning, quien utilizó Wikileaks para publicar al rededor de 700 mil documentos con clasificación secreta, hecho considerado como una de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia americana; lo que le valió a Manning 35 años de cárcel a partir del 2013, aunque en el 2017 fue perdonada por Obama justo antes de terminar su periodo en la presidencia.

La pena máxima que enfrenta Assange por los delitos con los que se le acusa, es de 5 años, aunque el temor es que una vez en poder de las autoridades estadounidenses, pueda ser blanco de nuevas acusaciones. Además de la posibilidad de Suecia por reabrir el proceso de violación en su contra que fue archivado hace casi dos años, pues el delito de acoso sexual ha prescrito.

La teoría sostenida del hacker, es que las acusaciones que se hicieron por primera vez, eran parte de un plan para extraditarlo a Estados Unidos, ya que se había atrevido a publicar documentos secretos del país americano.

Según el departamento de Justicia, Julian ayudó a Manning a decodificar el password y entrar así a las computadoras del departamento de Defensa, que esta conectadas a SIPRNet, la red del gobierno estadounidense, en la que se guardan los documentos y comunicaciones con clasificadas.

De acuerdo Estados Unidos, las hazañas de Assange y Manning, comprometieron la seguridad de aquel país y pusieron en peligro la vida de soldados, agentes y colaboradores inocentes, aunque la contraparte acusada, señala que dichas filtraciones simplemente ayudaron a exponer crímenes de guerra.

 

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to top button
Close
Close