DestacadasUpNewsUpShow

Muere João Gilberto a los 88.

Uno de los pioneros de la Bossa se ha ido.

Es una noticia que no ha corrido como polvorín como suele suceder en estos casos; sin embargo es más que importante no sólo para Brasil y su música, sino para la cultura mundial: ha muerto el llamado “Padre de la Bossa Nova”, João Gilberto a los 88 años de edad.

 

João Gilberto Prado Pereira de Oliveira, nació el 10 de junio de 1931 en Juazeiro, Bahia, Brasil y se convirtió en una de las máximas figuras de su música, al lado de gente como Elis Regina o el gran Tom Jobim, quien por cierto, tiene un aeropuerto internacional nombrado en su honor.

Gilberto nació en una familia de músicos y de adolescente se integró al “Enamorados do Ritmo”. Para 1950 ya había emigrado a Río de Janeiro y se unió a un grupo que tocaba en la estación de Radio, Tupi: los “Garotos da Lua”, pero fue expulsado por indisciplina.

 

En 1959, la disquera brasileña Odeon  da a conocer la primera grabación completa de Gilberto como solita: “Chega de Saudade”. Su contenido ya contaba con lo que sería nombrado Bossa Nova, una especie de mezcla entre jazz y samba, que se convirtió en uno de los ritmos más celebrados del Brasil. Su impacto llegó a Estados unidos, donde cantantes como Frank Sinatra incursionaron en el novedoso ritmo.

Otros músicos, como Charlie Byrd y Stan Getz, se enamoraron de la Bossa. Getz invitó a Gilberto a colaborar juntos para un disco, que les dio un premio Grammy.

 

El estilo de cantar de Gilberto, en tonos bajos, sin hacer alarde de una gran voz, casi nasal y con una peculiar actitud, se convirtió también en una de las características de ese género musical, que transmite calma, romanticismo y que se antoja, por lo general, escuchar más acompañado que solo.

Gilberto se casó por un tiempo con la cantante Astrud Evangelina Weinert, quien se dio a conocer artísticamente como Astrud Gilberto y que es, por su cuenta, otra institución musical.

 

El cantante, compositor y guitarrista residió dos años en México (de 1969 a 1970), donde grabó su LP, “João Gilberto em México”. El músico se mantuvo activo durante gran parte de su vida, emigrando, presentándose en vivo, colaborando con otros músicos y grabando discos.

Entre los últimos lanzamientos discográficos de Gilberto se encuentran: “João, Voz e Violão”, del 2000, que le dio otro Grammy al Mejor Disco de Música Mundial (World Music) y el Concierto en Tokio de 2004. Tras un retiro de los escenarios, regresó en 2008 para presentarse en el concierto de celebración de 50 años de Bossa Nova en el Teatro Municipal do Rio de Janeiro.

 

La colaboración entre João Gilberto y Antonio Carlos Jobim probó ser más que benéfica para los dos y algunas de sus canciones se han convertido en clásicos en todo el mundo: Desafinado, Garota de Ipanema, Chega de Saudade, Corcovado, Meditação, Águas de Março y muchas más son reconocidas por varias generaciones, formando parte del catálogo musical que quedará para el futuro.

El 6 de julio se reportó que el respetado músico murió en su departamento de Leblon, Rio de Janeiro a los 88. Hemos perdido a João Gilberto, pero su música y reconocimiento perdurarán. Descanse en paz.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close