DestacadasUpNews

Uno de los más nobles y peligrosos oficios del mundo: Día del Bombero

El 22 de agosto de cada año México celebra el Día del Bombero, en conmemoración del primer cuerpo de bomberos del país que se fundó en la ciudad de Veracruz en 1873. Aunque sabemos que desde tiempos de la Colonia, existen grupos de apoyo. La celebración se instituyó desde 1956 con el fin de difundir y alentar la importante labor de los bomberos entre la población.

Históricamente se les denomina bomberos, porque extraían el agua de los pozos o ríos con una bomba hidráulica para  apagar los incendios.

Su actividad principal, de la que aprendemos todos desde pequeños, es combatir el fuego. Pero también atienden incidentes con materiales peligrosos, controlan derrames y desastres químicos, realizan labores de rescate en montaña, trabajos de altura y rescates en accidentes de tráfico -tanto aéreos como terrestres-, entre muchas otras actividades de gran relevancia.

De acuerdo al INEGI, en el país existen 21 mil 649 personas ejerciendo la profesión de bombero, con una edad promedio de 42 años, y trabajan alrededor de 57 horas a la semana.

Hoy, a 146 años de su creación, los bomberos son cada vez más versátiles e importantes por su labor.

Dentro de su arsenal no sólo está el camión y la manguera. Las herramientas que utilizan han evolucionado con el paso del tiempo, hasta niveles que hace 100 años hubieran parecido una total locura. Así lo describe Fernando Palacios Ugalde, Vicepresidente del Consejo de Administración del Honorable Cuerpo de Bomberos de Querétaro.

En México, los cuerpos de bomberos reciben entre 11 mil y 12 mil llamadas de emergencia. En el caso de Querétaro, cubren poco más de 500 servicios mensuales en las 5 estaciones. Los incendios en lotes baldíos y las fugas de gas son las emergencias que más atienden.

Ser bombero requiere de un entrenamiento constante, de disciplina y de mucha convicción para extinguir llamas. Rodolfo Rayas González, un hombre que ama ser bombero por el simple hecho de ayudar a los demás, cuenta con más de 30 años de servicio. Nos compartió su historia de vida y sacrificios para ejercer uno de los más nobles y peligrosos oficios del mundo.

Nadie que no sea bombero puede entender el sentimiento o las causas que empujan a personas como Rodolfo a ceder su vida familiar y social, a entregar su tiempo libre y hasta sus propias vidas por otras de gente a la que ni siquiera conocen.

De no ser por la existencia de los bomberos, las ciudades y los campos de México estarían indefensos contra una gran cantidad de desastres naturales y humanos: No olvidemos que la primera causa de cualquier incendio suele ser el descuido o la negligencia de alguna persona.

Si recibir una ayuda incondicional dedicada a salvar vidas, con sólo una llamada telefónica, no es motivo suficiente para festejar este Día del Bombero, que lo sea la celebración de que todavía existen héroes de carne y hueso entre nosotros.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close