DestacadasUpLifeUpTravel

¿Black Friday o Buen Fin?

Esta época ha sido una vuelta en montaña rusa, podemos echarle la culpa a los que dijeron “2020 sorpréndeme”; las noticias han sido tan reveladoras e inusuales que incluso han llegado a rayar en anécdotas que parecen novelas de Televisa, pero pronto pasará este momento, y sin duda alguna, recordaremos este año como un ejercicio de sobrevivencia, una evolución al cambio que te llevará al triunfo desde cualquier trinchera donde te encuentres.

¿Qué tiene que ver esto con los viajes? Pues resulta que parte de la estrategia de reactivación de la economía mexicana relata que existe una posibilidad de adelantar el Buen Fin, aún no es un hecho, “son rumores, son rumores” (como la canción del Venado) pero si estás pensando en hacer esas compritas por adelantado, me gustaría contarte algunos casos si es que estas valorando quedarte en México o  salir de compras a EEUU, ya que el embajador estadounidense Christopher Landau, dio a conocer a través de su cuenta de Twitter que las renovaciones de visa se reactivarán nuevamente pronto.

¿En qué fechas es aconsejable?

El “fin de semana más barato del año” como reza el eslogan mexicano, suele ser en noviembre, este año se plantea para septiembre, hay que estar al tanto de la página oficial y los canales de noticias con información veraz y confiable como Update México, para saber en que terminará este tema.

Sobre EEUU, todos los días feriados son momento de exuberancia; sin embargo, el rey de reyes para ofertas es el Black Friday, porque es cuando la mayor parte de las tiendas y cadenas deciden participar con descuentos que llegan hasta el 70% sobre el valor de compra, en cambio, en otras fechas, no se suman todas las empresas, las rebajas son variadas y, aun así, te puedo decir que hay cosas muy atractivas.

¿En qué ciudad me conviene comprar más?

El Buen Fin es nacional, así que los descuentos son en cualquier localidad dentro del territorio mexicano en aquellas tiendas que decidan participar. Respecto del país del norte, los primeros viajes que realicé fueron a San Antonio, Texas, para probar el consumismo y la mercadotecnia de los cuales se habla tanto, poco tiempo después, pudimos probar más ciudades que se encuentran dentro del ranking de los mejores sitios para hacer compras como Los Ángeles o Miami.

Definitivamente, te recomendaría ir a Texas, ya sea Houston, McAllen o San Antonio; hay varios factores a considerar, como la devolución de impuestos porque eres foráneo y llevando tu pasaporte te regresan efectivo (no es mucho, pero sirve para comprarte los últimos detalles), la calidad en las tiendas es respetable, con esto me refiero a que las prendas tienen mayor variedad y no se ven escogidas.

¿Dónde encuentro el tesoro perdido en estas ciudades?

En la República Mexicana puedes consultar en la página oficial a los participantes, de otra manera, puedes preguntar directamente en el comercio de tu interés para saber que ofertas plantean y considerarlo dentro de tu presupuesto (de lo cual hablaremos más adelante).

Las plazas comerciales sobran en el país vecino, ahí es donde encontrarás una gran cantidad de productos, aparadores y mercancía para “aventar hacia arriba”; los centros comerciales tipo outlet es donde hallarás los mejores precios, hay para todos los bolsillos y gustos con marcas que abarcan desde ropa hasta tecnología.

¿Qué tipo de compras son las más convenientes?

Aquí es donde se pone interesante y este punto en específico hace la gran diferencia entre salir o quedarse. Debido a que nuestro hermoso país es maquilador de textiles (entre muchas otras cosas) la ropa en tiendas es de gran calidad a precios competitivos; sin embargo, la diferencia entre comprar aquí o allá radicará en ¿Qué tan importante es tener un accesorio de marca para ti? Ya sea bolsos, tenis, relojes, carteras, cinturones o cualquier cosa que se vea bella (o útil) porque tiene un logo reconocido, será mucho más económica allá, simplemente porque el consumismo se los permite, y si bien, no porque sea más caro “es mejor”, la realidad es que hay muchas cosas que por tecnología o renombre pueden perdurar más porque sus materiales están pensados en ello. 

¿Y de a cuánto lo tiene joven?

El cielo es el límite, para las compras puede ser tan económico o caro como te lo propongas. Es muy importante, ahora que se acercan las fechas, realizar un presupuesto que te permita cubrir tus gastos fijos y además darte esos lujos que mereces, hacer un balance en tu vida. La clave consiste en tener previsto aquello que necesitas, quizá una nueva computadora para tu trabajo, ropa nueva, un viaje (por ejemplo), regalos para la familia y que sobre eso plantees posibilidades reales de compra sin tener que saquear el banco y mucho menos adquirir un préstamo a 24 meses sin intereses.

Te hablo de que, si deseas ocupar una parte de tu aguinaldo o ahorros para viajar y además adquirir algunas cosas, seas consciente de lo que imaginabas gastar y compares en diferentes tiendas para que puedas hacer mucho más con ese dinero. Con los descuentos es posible ahorrar entre un 20% y un 70%, ya sea aquí o en el extranjero, puedo darte dos ejemplos: Una pantalla en Sams con un costo de $10 mil, probablemente la encuentres en $8 o 9 mil pesos, en EEUU con ese mismo presupuesto compré (hace algunos años) una bolsa y tenis casuales marca Guess, tenis Nike para correr, un reloj marca Fossil, ropa deportiva en Under Armour, una bolsa DKNY, ropa en Victoria´s Secret, ropa de diferentes marcas como American Eagle, Hollister, entre otras, accesorios y regalos.

Así que ya lo sabes, prioriza e identifica tus necesidades, si piensas comprar tecnología o marcas de “renombre” es ampliamente recomendable cruzar la frontera, de lo contrario, ¡quédate en México! Le ayudarás a nuestros compatriotas y a tu economía.

Etiquetas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close