DestacadasUpNewsUpSports

Importante enfocarse en el crecimiento personal y no sólo en las medallas

Los factores externos no pueden ser los únicos motivantes para los atletas universitarios, considera especialista en psicología deportiva.

El deporte universitario de la UNAM no sólo forma deportistas de éxito, sino que inculca en los alumnos una cultura física para el resto de sus vidas, por ello, el psicólogo deportivo de la Dirección General del Deporte Universitario (DGDU), Carlos Vázquez Villegas, recalcó que una medalla o un trofeo puede ser lo más deseado por los atletas, e incluso el dinamo que catapulte su carrera atlética, sin embargo, no debe ser concebido como el único motivante para la práctica deportiva, máxime en tiempos de confinamiento, porque en él también está la semilla del crecimiento como una persona integra.

“Es importante diseñar programas deportivos donde no sólo estemos enfocados al resultado, sino al crecimiento y desarrollo individual del deportista”, destacó Vázquez Villegas durante una charla transmitida por Facebook Deporte UNAM.

“La motivación del deportista debe estar relacionada con los deseos propios del sujeto, con su propio compromiso. Entrena porque le gusta hacerlo, es decir, con la motivación intrínseca. También hay otro tipo de motivación: la extrínseca, que es todo aquello que está fuera de la realización del deporte. Ambas deben estar presentes en todo atleta”, abundó el especialista.

Carlos Vázquez abundó que la motivación intrínseca es “el disfrute personal, el logro íntimo, la satisfacción individual o simplemente experimentar sensaciones positivas”, mientras que la extrínseca es “todo aquello que no es personal, todo lo que viene de afuera, ya sea una medalla, becas económicas, ropa distintiva o incentivos monetarios”.

Con el confinamiento propiciado por la Covid-19, algunos atletas universitarios perdieron la motivación, en gran medida por las restricciones que se implementaron y, con estas, la pausa de las actividades deportivas que antes hacían con frecuencia. Ante esto, “el deporte a nivel competitivo debería estar compensado por una cuestión intrínseca”, subrayó el especialista.

Y es que, en la experiencia del psicólogo deportivo, tras la cancelación de diferentes competencias presenciales con la irrupción de la pandemia, algunos deportistas llegaron a pensar que no había razón para prepararse. Incluso hubo quienes consideraron hacer a un lado el deporte y otros simplemente descuidaron sus entrenamientos.

“Vimos el caso de ciertos deportistas que se olvidaron del deporte, algunos subieron de peso, dejaron de hacer ejercicio, entonces, podemos entender que estamos pedagógicamente enseñando a que estos atletas se muevan sólo por factores externos y no tanto por factores internos”, dijo Carlos Vázquez, quien añadió que es de suma importancia continuar alimentando la motivación de los deportistas.

“La motivación no es una fuente inagotable de energía, también se agota y tiene que ser recargada”, afirmó. Para lograr una mejora en esta parte anímica de los deportistas, Vázquez Villegas refirió que es importante “alentar, insistir, seguir adelante, incluso a través del error, del fallo, siempre intentar salir avante, ya que muchas veces no se empatiza con ellos ni se entiende que son seres humanos y que también tienen sus malos momentos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button