DestacadasUpTravel

Panamá en una breve historia

¿Qué puedes ver en Panamá?

Después de los 17, declaro tristemente que pasaron muchos años antes de subirme a un avión; inicié la carrera, trabajaba la otra mitad del tiempo, vivía con mis papás y era muy difícil “tramitar permisos” con ellos, los pocos viajes que hacía eran nacionales (y con la escuela); siendo honesta, me daba mucho miedo hacer un viaje por mi cuenta y justamente, en 2012, los astros se alinearon.

Tenía 22 años, recién había comenzado a trabajar y la universidad decidió hacer la primera excursión internacional, era la generación donde cursaba mi esposo (me llevaba bastante bien con sus ellos), así que me colé rumbo a Panamá con el pretexto de que veríamos el Canal, uno de los mayores exponentes en lo que se refiere al comercio internacional.

Un compañero había iniciado su propia empresa, una agencia de viajes, así que se encargó de cotizar, armar el itinerario y proporcionar la información, esto es muy recomendable si sales por primera vez o no tienes mucha idea de cómo organizarte; si no mal recuerdo, era un paquete que incluía prácticamente todo (excepto las comidas y gastos personales), algo similar a los $30 mil por vuelos, hospedaje en ciudad y playa, transporte local entre puntos, recorridos en museos y algunas atracciones.

Hoy podría decirte con la máxima seguridad que pudo haber salido más económico; sin embargo, reitero que nunca hay una forma “errada” de viajar, las agencias son una opción maravillosa si no tienes el tiempo o el ánimo de investigar cada elemento por separado.

Cada partida hace una aportación distinta en tu vida. Panamá para mi fue el banderazo para emprender, para pedir lo que quería, saber que era momento de independizarme y por eso, escribo al respecto para animarte, porque los viajes te cambian, siempre lo hacen, y cada uno te enseña una realidad distinta. Te modifica de manera permanente.

¿Qué puedes ver en Panamá? Siendo Latinoamericanos sería injusto decir que todo es igual, hay un gran parecido con algunas costas de México, no lo negaré; pero la capital tiene una fusión interesante entre la modernidad y “tintes de nostalgia”, el Casco Viejo posee un estilo colonial, mientras que otra parte de la ciudad posee edificios ultra modernos y suntuosos.

Observar cómo trabaja el Canal sería, a mi gusto, lo mejor por visitar; independiente de la carrera que hayas elegido, es una verdadera joya de la arquitectura y trabajo en equipo, transitas por un museo donde te explican cómo fue edificado durante años, para finalizar con la viva demostración de cómo cierran las exclusas, entra el buque, baja y sube el mar… en pocas palabras “una demostración impresionante de ingeniería humana”.

Visitar Panamá puede ser también romántico, algunos amigos lo han contemplado para su luna de miel, esto lo recomiendo si te enfocas en las playas y recorridos exóticos, se puede decir que son de sus mejores atractivos por tener clima selvático.

Tengo, de manera personal, una regla “no repetir un viaje o sitio”, en realidad, se ha vuelto más una consideración que una regla, puesto que he regresado a un par de localidades y aunque regreses, ni tú, ni la ciudad serán los mismos; Panamá no sería precisamente un lugar al que volvería; sin embargo, le agradeceré siempre cuanto me hizo crecer como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button