DestacadasUpGrade

Patentan en la UNAM método de detección temprana de daño de riñón

La investigadora Norma Bobadilla Sandoval, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, patentó un método de detección temprana de la lesión renal aguda y la enfermedad renal crónica. 

A través de dos biomarcadores y con un dispositivo médico, la investigadora ensaya estrategias para prevenir dicho padecimiento. 

Con la proteína HSP72, Bobadilla y su equipo lograron identificar la lesión renal aguda hasta 48 horas antes en comparación con el diagnóstico clínico eventual; ya tienen la patente de este avance. También desarrollan una tira reactiva que se sumerge en la orina y en 15 minutos tienen el resultado.

Asimismo, detectaron otro biomarcador: la proteína Serpina A3. “La encontramos en forma anormal –en animales– desde que se inicia la enfermedad renal crónica; aumenta de manera progresiva conforme avanza y su abundancia va en correlación con la fibrosis renal”, explicó la científica a propósito del Día Mundial del Riñón, que se conmemora este 12 de marzo.

Estos avances, que van desde la investigación en ciencia básica hasta herramientas tecnológicas de diagnóstico, fueron desarrolladas por la universitaria y sus colaboradores en la Unidad Periférica de Fisiología Molecular, que el IIBm tiene dentro del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).

Diabetes y problemas renales

Bobadilla subrayó que en nuestro país los problemas renales son relevantes por la alta incidencia de diabetes, que padece una de cada 10 personas. “Hay 6.3 millones de diabéticos conocidos, y se calcula que por cada diabético diagnosticado hay otro sin diagnóstico, y 40 por ciento de los pacientes en diálisis o hemodiálisis son diabéticos”.

En tanto, 20 por ciento de los enfermos renales son hipertensos. “La presión sistémica se refleja en el riñón y éste comienza a tener hipertensión a nivel local y daña las nefronas”.

La lesión renal aguda afecta a unos 700 millones de personas en el mundo anualmente, así como al 20 por ciento de los pacientes hospitalizados. Mientras que la prevalencia de la enfermedad renal crónica es de 13 por ciento, lo que implica un alto costo económico para los sistemas de salud.

“Los diferentes estadios de la enfermedad renal crónica se acompañan de la disminución de la calidad de vida y de la mortalidad prematura; desafortunadamente, las primeras etapas suelen ser asintomáticos, dijo.

La alianza entre la UNAM y el INCMNSZ permite realizar pruebas en modelos experimentales, evaluar mecanismos a nivel molecular y probar sus resultados en grupos de pacientes humanos hospitalarios.

Gabriel Morales López

Periodista por la UAQ. Master en Periodismo por El Mundo y universidad San Pablo CEU, Becario de la Fundación Carolina 2005-2006. Colaborador en Imagen Querétaro, 94.7 FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close