Destacadas

Rechaza Cámara de Diputados Cuenta Pública 2016

El Ejecutivo federal ejerció discrecionalmente ampliaciones presupuestales por 613 mil 975.6 millones de pesos

La Cámara de Diputados aprobó en lo general y particular, con 332 votos en pro, 41 en contra y cero abstenciones, el dictamen que rechaza la Cuenta Pública 2016.

El presidente de la Mesa Directiva, diputado Porfirio Muñoz Ledo, pidió publicar el decreto en el Diario Oficial de la Federación. “Les recuerdo que, en consecuencia, se rechaza la Cuenta de la Hacienda Pública Federal correspondiente al ejercicio fiscal 2016”.

Además, solicitó remitirlo a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), para el ejercicio de sus facultades constitucionales y legales.

El dictamen, que ayer martes fue aprobado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, instruye a la ASF continuar el procedimiento jurídico de responsabilidades relacionadas con la Cuenta Pública 2016, y en su caso, sancionar las faltas administrativas que le competan, en los términos previstos por la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Precisa que el Ejecutivo federal ejerció discrecionalmente ampliaciones netas por 613 mil 975.6 millones de pesos (mdp), y reporta que al 31 de diciembre de 2016, el saldo de la deuda bruta del gobierno federal ascendió a siete billones 447 mil 963.4 mdp, esto es, 952 mil 884.7 millones de pesos superior al informado un año antes.

Detalla que de los mil 865 dictámenes elaborados por la Auditoría Superior se determinaron ocho mil 69 observaciones que dieron lugar a 10 mil 346 acciones; sin embargo, existieron irregularidades graves y recurrentes en el ejercicio del gasto y de los recursos transferidos a estados y municipios.

Es decir, continúa, los resultados de la gestión financiera no se ajustaron a los criterios señalados por el Presupuesto de Egresos de la Federación, específicamente. Asimismo, señaló, “el Ejecutivo incumplió la meta de crecimiento del Producto Interno Bruto establecida de 3.1 por ciento, alcanzando solamente 2.3 por ciento”.

El documento menciona que de forma reiterada se presentaron fallas en el cumplimiento del marco regulatorio de los ramos generales 23 y 33. En el ejercicio 2016, afirma, no se cumplió a cabalidad con el propósito de integrar de forma sistemática y detallada la información de los programas con padrones de beneficiarios.

Además, no se consumaron los objetivos de la política de gasto; igualmente, los avances en el cumplimiento de los objetivos de los programas nacionales y sectoriales tuvieron un impacto marginal en beneficio de la sociedad, “por lo que no existe elementos suficientes para aprobarla”, reitera.

Resalta que las comisiones de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación y de Presupuesto y Cuenta Pública coordinarán una Mesa de Trabajo en la que se atenderá y dará seguimiento a las observaciones de la ASF, relativas a las áreas clave con riesgo, identificadas en la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2016, con la finalidad de priorizar áreas de mejora normativa.

Al fundamentar el dictamen, el secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua (Morena), señaló: se observó que durante el mencionado ejercicio fiscal, las condiciones de la economía mexicana resultaron decepcionantes, y no se cumplieron los objetivos de la política de gasto, pues los avances en el cumplimiento de los programas nacionales y sectoriales tuvieron un impacto marginal en el beneficio de la sociedad.

La inflación anual fue de 3.36 por ciento mayor en 1.23 por ciento a la alcanzada en 2015, y rebasó el límite de 3 por ciento establecida por el Banco de México. En cuanto a los ingresos presupuestarios del sector público, durante 2016 estos se ubicaron en 24.8 por ciento del PIB, cuatro billones 845 mil 530.3 millones de pesos, cifra superior en 16.6 por ciento a la prevista originalmente, y en 8.6 por ciento real a la registrada en 2015.

“Si se excluye en ambos años el entero del remanente de las operaciones de Banco de México y los ingresos asociados a las exportaciones patrimoniales del gobierno federal, a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad, los ingresos fueron inferiores a los registrados en el año anterior en 0.9 por ciento real”, aseguró.

Precisó que los ingresos del gobierno federal alcanzaron un total de tres billones 571 mil 281.2 millones de pesos, cifra que rebasó en 7.4 por ciento real a lo obtenido en el año previo.

La recaudación no petrolera resultó superior en 24.7 por ciento a lo previsto, en 12.8 por ciento real a lo registrado en el año precedente. Los ingresos tributarios no petroleros excedieron en 12.8 por ciento a lo pronosticado y presentaron un crecimiento en términos reales del 10 por ciento.

La variación se explica principalmente por la mayor recaudación del sistema-renta, por 176 mil 844.1 mdp, debido al aumento en los pagos anuales definitivos, un incremento en la base de contribuyentes y la actividad económica del Impuesto Sobre la Producción y Servicios por 62 mil 444.4 mdp, del IVA por 49 mil 711.5 mdp, asociados a la evolución del consumo y del impuesto a la importación por 14 mil 264.3 millones de pesos, como consecuencia de la depreciación del tipo de cambio, explicó.

Los ingresos no tributarios, no petroleros, excedieron lo previsto en 337 mil 954.1 millones de pesos, debido a los ingresos de la naturaleza no recurrentes por 239 mil 93.8 mdp, por el entero del remanente de operaciones del Banco de México, detalló.

Campos Equihua indicó que se destaca que en el 2016 se realizó, por segunda ocasión, el ajuste al gasto público por 164 mil millones de pesos. No obstante, el gasto neto total se incrementó respecto al presupuesto autorizado y se derivó en ampliaciones netas por 613 mil 975.6 mdp, los cuales se cubrieron con ingresos excedentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button