A ContracorrienteThink Tank

Las agendas política, mediática y ciudadana para el 2024

El arte de la guerra política pasa por la habilidad de “conectar” con los miedos y aspiraciones de los ciudadanos.

No basta la enunciación de obviedades, es necesario que los candidatos conozcan qué piensan los electores para que formulen propuestas de campaña y narrativas que expliquen la actualidad y que dibujen un futuro seductor.

Es necesario que los candidatos logren encarnar la esperanza de que las demandas ciudadanas puedan ser atendidas.

Eso pasa por tener un diagnóstico preciso, al menos verosímil, del estado actual de las condiciones sociales y económicas.

Como ciudadanos, debemos conocer ese marco de referencia, esos datos para contrastar si las narrativas tienen asidero en la realidad.

Por ejemplo. En materia de seguridad, un discurso con más posibilidades de conectar con las preocupaciones mayoritarias debería enfocarse en delitos como el robo y los asaltos, más que en el crimen organizado y los homicidios.

Es cierto que los homicidios son de alto impacto, tan cierto como que es un fenómeno focalizado en cinco entidades federativas: Guanajuato, Chihuahua, Michoacán, Jalisco y Baja California.

La encuesta levantada por Enkoll-El País con motivo del quinto informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador reporta que ciertamente la principal preocupación de los ciudadanos es la inseguridad (41%) frente a la economía, pobreza, salarios bajos y falta de empleo (26%) y la corrupción (11%).

Sin embargo, cuando se le pregunta a ese 41% a qué se refieren con inseguridad, un 33% indica que a asaltos, un 16% a robo a casa habitación, otro 15% a homicidios y feminicidios, un 12 % a crimen organizado y narcotráfico, y un 7% a secuestros, extorsiones y amenazas.

Diversas encuestas recogen estas preocupaciones de las personas, así como qué temas son considerados positivamente en el desempeño del gobierno federal.

Por ejemplo, el estudio levantado en agosto de 2023 por el Centro Latinoamericano de Geopolítica, un 70% piensa que los programas sociales son necesarios para que las personas de menos recursos accedan a una vida digna frente a un 27.6 por ciento que piensa que son perjudiciales porque fomentan que no se trabaje.

En la encuesta del CELAG, el 69.0 por ciento cree que es necesario que el Estado intervenga para mejorar la calidad del transporte. También, un 64.4% cree que es una buena decisión que PEMEX y las empresas eléctricas sean administradas por el Estado.

Respecto de la inseguridad la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) de junio de 2023 reportó el 73.0 % de la población manifestó sentirse insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública; 65.5 %, en el transporte público; 57.3 %, en el banco y 54.4 %, en las calles que habitualmente usa.

Así, un discurso político y mediático que ponga el foco hacia el combate a los asaltos y el robo a casa habitación tiene amplias posibilidades de conectar con las preocupaciones sobre seguridad que viven los ciudadanos.

Si la agenda política y mediática no conecta con las preocupaciones concretas de las personas, se desarrollará una desconexión y desencanto con los políticos, las instituciones y la democracia.

Gabriel Morales López

Periodista, académico y empresario | Llevo trabajando en la web desde 1998 | Master en Periodismo por El Mundo y Universidad San Pablo CEU, becario de la Fundación Carolina 2005-2006. | Sígueme en LinkedIn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button