UncategorizedUpLifeUpNewsUpShow

Muere uno de los artistas más importantes en la historia de Batman.

Perdimos a Norman Breyfogle a los 58 años.

A veces no es tan agradable escribir. No fluyen las ideas y se tapan el camino unas a otras. Hoy es uno de esos días. Ayer, miércoles 26 de septiembre de 2018 se dio a conocer la noticia de que había muerto uno de los dibujantes más importantes en la historia de Batman: Norman Breyfogle.

Norm, como le decían sus amigos y como lo podías encontrar en Facebook, fue uno de los grandes ilustradores del Hombre Murciélago. La noticia impactó y sigue creando olas en un pequeño rincón del internet, ese pequeño rincón en que se habla de superhéroes, de historias cotidianas narradas por este fabuloso medio. Porque no nada más es acerca de luchas de buenos contra malos; también se habla de valores, de salir adelante pese a las dificultades… y de arte.

Breyfogle fue precisamente eso, un artista y un luchador. Hace cosa de dos años, sufrió una embolia que le impidió, en una de esas ironías de la vida, seguir regalándonos su arte, seguir creando. Sin embargo, pese a un sinfín de dificultades y obstáculos, Norman peleaba, seguía adelante. Si su cuerpo estaba imposibilitado para tomar un lápiz y dibujar, su mente no se rendía. Peleó constantemente contra el dolor físico, emocional, contra la soledad y todo tipo de sentimientos negativos. Canalizó y convirtió todo eso en un nuevo arte: la escritura. Tampoco era fácil, mas estaba determinado a conseguirlo.

Norman murió el lunes, a los 58 años, de lo que parece ser causas naturales. El impacto se sintió ayer. Colegas artistas, editores, escritores, letristas, entintadores, coloristas y miles de fans sintieron un gran vacío que seguirá durante mucho tiempo. Porque ese tipo de pérdidas no se olvidan, se superan. Y fue una de las lecciones que nos dejó Norman a través de sus historias, de su arte y de su ejemplo de vida.

Nacido el 27 de febrero de 1960 en la ciudad de Iowa, Breyfogle se dio a conocer como artista de Batman y ayudó a revitalizar al personaje en una temporada muy importante, cuando la película de Tim Burton estaba apenas por salir. Batman no era tan popular en esos días como lo es ahora. Si bien, siempre ha sido ícono en el mundito de los comics, fue precisamente durante esta época que se consolidó como el héroe más importante. Y en parte, fue gracias a Breyfogle, con su estilo dinámico, siempre en movimiento, dramático y con personajes que siempre “sabían actuar sus escenas”, al ilustrador parecía no dificultársele nada. Lo mismo podía dibujar escenarios diurnos que nocturnos, personajes fantásticos que civiles, escenas de acción y conversaciones convencionales. Tenía un excelente dominio de “la cámara”, que podría envidiar cualquier director de cine. Perspectivas, proporciones, eran tan sólo algunos de los elementos que dominaba con maestría. Y por supuesta, también era un gran narrador.

Norman Breyfogle no era nada más ilustrador, sino creador de personajes, tales como Anarky, Scarface y The Ventroloquist para DC, además de promover sus propias creaciones como Prime y Metaphysique, ente otros. Además, tenía la constancia de crear un comic completo al mes, cosa inusitada en estos días. Permaneció más de seis años dibujando Batman en diversos títulos, como Detective Comics. Era una constante y una zona de confort para miles de fans de todas las edades. Y esos miles de fans, amigos y colegas con los mismos que nos encontramos de luto, recordando a uno de los artistas más grandes del comic y de aquellos que, por desgracia, nunca estuvo al tanto de su enorme influencia.

Descanse en paz, Norman Keith Breyfogle (feb 27, 1960 – sep 24, 2018).

El maestro Breyfogle tuvo fans alrededor del mundo, incluyendo nuestro país. Un gran admirador del artista, Aldo Arámbula tomó esta foto, utilizando una playera con su arte.

Las imágenes son únicamente de carácter informativo y son propiedad de su autor intelectual.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to top button
Close
Close