DestacadasUpBusiness

Baristas con más de 60 años en Starbucks México

Un Starbucks con baristas de la tercera edad, pareciera que la cosa se quedaría solo en una posibilidad, sin embargo ya sucede. En la colonia Del Valle en la Ciudad de México, la cadena de café más importante del mundo, comenzó a operar y sus empleados sí tienen más de 60 años.

Son en total 10 adultos, de ambos géneros que como parte de un proyecto de Starbucks en colaboración con el Instituto Nacional para el Adulto Mayor (INAPAM), emplea a personas que aún quieren y tienen la necesidad de ponerse el mandil verde y dar una excelente experiencia de compra a los clientes amantes de un flat white.

¿A qué se enfrentan nuestros adultos mayores?

Sin lugar a dudas resulta grandioso que las personas que ya se encuentran en esta etapa de su vida aún tengan una gran capacidad de aprendizaje, emprendimiento, amor por los retos y una adicción por la vida activa y llena de nuevas oportunidades, sin embargo, son los menos, pues la realidad es que para muchos, luego de haber trabajado ya por más de 40 años en diferentes empleos, la falta de formalidad, legalidad o ausencia de prestaciones, hacen que tengan que continuar acreditando tiempo para completar las semanas trabajadas y tener derecho a una pensión o, peor aún, la tienen pero es insuficiente aún para las cosas más básicas con un estilo de vida modesto.

¿De qué se trata entonces?

En México hay en promedio 13 millones de adultos mayores, sólo el 30% de ellos reciben una pensión que tiene relación con los años laborales que cumplieron; el 49% reciben una compensación no contributiva que no alcanza ni los 600 pesos al mes, algo así como una “ayudadita” que en realidad no ayuda tanto.

Según la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (CONSAR), una pensión en promedio está en los 5 mil pesos para las mujeres, y alcanza 6 mil pesos para los hombres.

Para ello, es necesario saber que según el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el gasto del país en pensiones  es de un 3.5% del PIB, lo que igual al 92% de la recaudación de IVA de una año, ni la reforma de 1997 tuvo una solución verdadera para aligerar la carga fiscal de dicho sistema. Sumado a que también el número de personas dentro de este grupo de edad, que no ha pensado en su forma de retiro o jubilación es aún muy grande.

Diferentes expertos tienen su opinión y solución, sin embargo, los hecho son claros, en nuestro país, la esperanza de vida a aumentado y con ello la necesidad de crear empleos que se adapten a las características de quienes quieren o tienen que aún emplearse, incluso si se trata de personas de la tercera edad.

 

 

 

 

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close