DestacadasUpShow

El padre de Spider-Man, Steve Ditko, renuncia a Marvel.

En tan sólo 4 años y 40 números, Steve Ditko y Stan Lee definieron a uno de los héroes más famosos del comic y, hoy en día, de varios medios. Todo inició con el comic Amazing Fantasy #15, en el que, con tan sólo 11 páginas, crearon el mito del primer superhéroe adolescente (pese a llevar como nombre “Man”). El título estaba destinado a ser cancelado, así que se aprovechó el último número para el lanzamiento del nuevo héroe con el plan de continuar su publicación en una nueva revista.

(Primera aparición de Spider-Man, arte de Jack Kirby y Steve Ditko)

.

Marvel contaba con varios comics de antologías, como Tales of Suspense, Tales to Astonish o Journey into Mystery, donde presentaban distintos tipos de historias. Eventualmente sus nuevos héroes se convirtieron en titulares de dichas revistas. En el caso de Amazing Fantasy, el título no logró ser de los más vendidos y era de reciente creación. Comenzó su publicación como Amazing Adventures y en el #7 cambió a Amazing Adult Fantasy. La nomenclatura se mantuvo hasta el #14. El último, con la presentación de Spider-Man, se llamó simplemente Amazing Fantasy #15 y se publicó el 5 de junio de 1962.

(Anuncio en Amazing Fantasy #15, con la noticia de la cancelación de dicho título y la llegada de Amazing Spider-Man)

.

Para finales de año, exactamente el 10 de diciembre de 1962, se estrenó The Amazing Spider-Man (manteniendo el adjetivo de su antecesor). Steve Ditko era quien llevaba la batuta del título; Stan Lee, obligado a generar el diálogo para casi todos los comics de Marvel, además de hacer labores de editor y logística de la entonces pequeña editorial, dejaba que sus artistas, creativos y experimentados, propusieran las historias que ellos deseaban.

(Primera página de Amazing Fantasy #15)

.

Esta técnica se llegó a conocer como the Marvel Method (el método Marvel), en el que el escritor proponía la idea principal (y con ello, el rumbo general del título). Escritor e ilustrador hacían una lluvia de ideas para quedar más o menos de acuerdo. A la hora de dibujar, obviamente las ideas surgían; eran los ilustradores quienes desarrollaban la historia y daban el ritmo final en las páginas. Era en esa etapa de la creación que surgían personajes nuevos: héroes, aliados, villanos, gente de apoyo.

Posteriormente, el artista regresaba las páginas al escritor para que este agregara los diálogos. Las páginas iban plagadas de anotaciones e incluso contenían sugerencias del guion.

.

Sin embargo, ese método no era infalible. El escritor, al tener –casi literalmente- la última palabra, podía cambiar o ignorar cosas propuestas, lo que genera malestar del dibujante.

En el caso de Stan Lee, le generó problemas con gente como Jack Kirby, Steve Ditko y Wally Wood, desgastando la relación laboral y personal llevando a los artistas a renunciar. Además, sentían que se les daba poco crédito y menos pago del que merecían, pues no recibían lo mismo por dibujar, que por dibujar y coescribir. Tampoco existían las regalías, mucho menos la retención de los derechos sobre los personajes que creaban. Esta situación no estaba en las manos de Stan Lee, pues era el dueño de Marvel, Martin Goodman, quien tomaba esas decisiones.

(Primera aparición de Doctor Octopus)

.

Steve Ditko comenzó a tener fricciones con Stan Lee por las historias de Spider-Man y de Doctor Strange. A cuatro años de que iniciara The Amazing Spider-Man, la relación se volvió insostenible e incluso Ditko ni siquiera hablaba con Lee, sólo acudía a las oficinas para dejar sus páginas con la asistente Flo Steinberg.

Uno de los últimos desacuerdos que hubo entre ambos (aunque no fue la última gota), fue la revelación de la identidad de uno de los villanos principales de Spider-Man: The Green Goblin.

(Primera aparición de Green Goblin)

.

Green Goblin debutó en el #14 de Amazing Spider-Man y empezó a tener algunas apariciones recurrentes. De inicio no se conocía su identidad, los lectores no podían ver su cara pues siempre había algún estorboso objeto que impedía conocerla, generando así especulación. Algo similar sucedió con Mary Jane, ya que durante la estadía de Ditko en Amazing, no se reveló su rostro y solía haber impedimentos para que ella y Peter Parker se conocieran.

(Amazing Spider-Man #38. En el último panel, May se disculpa con Mary Jane porque Peter la ha dejado plantada. Hasta este entonces no se conocía el rostro de la joven)

.

En realidad, Steve Ditko nunca implementó pistas para que el lector dedujera la identidad de Green Goblin y su intención era que, al descubrirlo, fuera alguien a quien Peter no conocía. Después de todo, la enemistad era entre dos seres enmascarados y, viviendo en New York con millones de personas, las probabilidades de que se conocieran a nivel personal eran muy pocas.

(Último número de Steve Ditko para Spider-Man. La portada es un collage de imágenes interiores)

.

Stan Lee, por su parte, creía que, si ya habían hecho esperar a los lectores durante un par de años, la revelación debía ser impactante, alguien que afectara directamente a Peter Parker, así como a spider-Man.

Cuando dicha historia se acercaba al clímax de la revelación y, tal vez al sentirse arrinconado al no tener voto de calidad, Steve Ditko renunció. Su último número fue The Amazing Spider-Man #38, publicado hace 55 años, el 12 de abril de 1966.

(Página de tintas para Amazing #38. El quinto panel también fue utilizado para la portada)

La última historia de Ditko es sencilla y autoconclusiva, acerca de un boxeador sin suerte que sufre un accidente y obtiene poderes. Al final, las cosas salen bien para él. El inesperado encuentro con Spider-Man provoca que Peter deje plantada a Mary Jane en casa de la tía May.

(El primer triángulo amoroso involucraba a Peter, Betty Brant y Ned Leeds)

.

Otro aspecto personal que fue desechado tras la salida de Ditko, era la tensión entre Peter, Betty Brant (su primera novia, empleada de J. Jonah Jameson) y su nuevo novio, el reportero Ned Leeds. Poco tiempo después, Lee centró la dinámica del triángulo amoroso en Peter, Mary Jane y Gwen Stacy.

Curiosamente, el último comic hecho por Steve Ditko para Spider-Man, no cuenta una portada original. Las imágenes presentadas en la carátula de la revista fueron tomadas de varios paneles interiores y se notar un tanto apresurada.

(Última página del último comic de Steve Ditko para su cocreación, Spider-Man)

.

La abrupta salida de Ditko hizo que Stan Lee tomara medidas importantes e inmediatas. Al siguiente número, se revela la identidad de Green Goblin en uno de los enfrentamientos más memorables. Además, asignó el título a una de sus estrellas de más reciente ingreso: John Romita. Pero de eso hablaremos en una próxima ocasión.

(Número posterior a la salida de Ditko con arte de John Romita, emulando el estilo de su antecesor)

.

Steve Ditko no regresaría jamás a Spider-Man y no lo volvió a dibujar de manera oficial, pese a que sí regresó a Marvel en varias ocasiones, cocreando a otros dos héroes: Squirrel Girl y Speedball.

Después de su renuncia en 1966, Ditko volvió a trabajar para DC y para Charlton Comics, donde también dejó personajes nuevos, tales como The Creeper, Captain Atom, Blue Beetle (Ted Kord), The Question, Starman (Prince Gavyn), Hawk & Dove y Shade, The Changing Man, entre otros.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button