DestacadasUpShow

La última frontera de Iron Maiden.

El heavy metal es uno de los géneros musicales con más identidad, que para muchos, es ideología y una forma de vida. Maiden es uno de los grupos metaleros más representativos. Además, es uno de los más longevos y que continúan activos, pese a las crisis personales como las de salud y de todo tipo.

Tal vez ya no sean tan prolíficos como antes, pero cada vez que lanzan un nuevo disco, este refleja lo mejor de su creatividad, mensaje y producción. Tal es el caso del que hoy cumple 10 años de haber sido dado a conocer: The Final Frontier.

El material tuvo un excelente recibimiento desde ese 16 de agosto de 2010. A su vez, es el segundo más largo con 76 minutos y medio de duración, sobrepasado sólo por el que le siguió en 2015, The Book of Souls, de hora y media.

The Final Frontier fue abanderado por un sencillo titulado “El Dorado”, promocionado desde el 8 de junio de 2010. La placa de 10 canciones también fue primer lugar de ventas en 28 países y el número 4 en Estados unidos, resultando en el posicionamiento más alto de su historia dentro del Billboard 200.

Hablando de “El Dorado”, este le dio a Iron Maiden su primer premio Grammy como Mejor Interpretación de heavy metal.

La alineación de Maiden se ha mantenido constante en lo que va de este siglo y es esta la que nos ha entregado grandes discos como Frontier: Bruce Dickinson (voz), Dave Murray (guitarra), Adrian Smith (guitarra), Janick Gers (guitarra), Steve Harris (bajo, teclados) y Nicko McBrain (batería), conforman a una de las bandas de metal por excelencia.

La calidad musical de Frontier tiene ese sello británico característico que muchas veces los hace rivalizar con sus contrapartes norteamericanas. El décimo quinto en la carrera de Maiden cuenta con buenas armonías y momentos de lucimiento para sus integrantes. Resalta el bajo de Steve Harris, quien es el cemento que los une y que los motiva para la generación de ideas.

Algunos arreglos de The Final Frontier nos llevan a sentir que se trata de un disco de rock progresivo, muy cercano al sonido canadiense del desaparecido Rush, más al momento en que Bruce Dickinson toma las riendas, nos deja en claro que son los de Maiden, quienes a su vez, se toman el tiempo necesario para contarnos lo que tienen que decir. Incluso los tiempos de los tracks distan de lo comercial, llegando a durar hasta 11 minutos como en el caso de “When the Wild Wind Blows”. Por el contrario, el más corto es “The Alchemist” con 4:28.

Pero bien, el tiempo es lo de menos, lo que importa es el contenido y The Final Frontier te tomará más de hora y cuarto, tiempo muy bien gastado con rock al más puro estilo de Iron Maiden.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close