DestacadasUpShow

Las Guerras Secretas de Marvel (no, las otras) a 5 años de distancia.

Se dice que de los planes a los hechos hay mucho trecho. A menudo, lo que pensamos que ocurrirá no es necesariamente lo que terminará siendo. Uno de los proyectos de Marvel que mayor expectativa ha generado fue el de Secret Wars, que cumple ya 5 años. Y no, no tiene que ver con el evento clásico.

Para empezar, las primeras Secret Wars son un evento en comic que se publicó en 1984. Este reunía a los principales villanos de Marvel y a sus más importantes villanos. Spider-Man, Hulk y parte de los integrantes de X-Men, Avengers y Fantastic Four era transportados a otra galaxia, a un planeta para luchar; sus compañeros y amigos permanecían en la Tierra. Los héroes abducidos se enfrentaban a amenazas como Dr. Doom, Galactus, Ultron, Kang, Dr. Octopus, Enchantress y más. La historia resultó un éxito y tiempo después se replicaban este tipo de historias cada año, en la temporada de verano.

Las consecuencias de esta historia se veían reflejadas en cada uno de los personajes y, por lo tanto, en sus propios comics, lo que generaba interés general por leer la miniserie. A la fecha, se sigue publicando a manera de recopilación.

El hecho de generar un crossover (historia que interconecta a varios personajes), puede representar todo un reto logístico. Además, encontrar historias frescas para contar se vuelve complicado. En ocasiones, tanto DC como Marvel han terminado en sus manos con eventos un tanto forzados que sólo cumplen con el objetivo inmediato de las ventas. Aunque pudiera sonar pesimista, la industria del comic tiene mucho que ofrecer pese a uno que otro traspié mercadotécnico.

Es conocido que DC Comics ha relanzado su universo varias veces, con el fin de que nuevos lectores se puedan adentrar con facilidad al mundo de los comics, hecho complicado debido a la cantidad de historias que llegan a ser referenciadas y que forman una “continuidad”. Entre más años, mayor continuidad y más complicado se torna.

El primer relanzamiento de DC se llevó a cabo en 1985 y las Crisis en las Tierras Infinitas con motivo de los 50 años de sus héroes principales. La miniserie principal corrió a cargo de Marv Wolfman y George Perez. Las consecuencias se extendieron a todos los títulos, varios de los cuales fueron relanzados con un nuevo número 1. En general, su universo editorial comenzaba nuevamente.

Marvel, por ser más reciente, no tenía esos problemas en aquellos años (hace 35). Pero eventualmente llegaron a ellos. Muchas historias se contradecían y, en general, era complicado mantener una línea temporal. ¿Cómo explicar que Reed Richards y Ben Grimm de los Fantastic Four eran veteranos de la Segunda Guerra Mundial? ¿Que Punisher había participado en Vietman?

Marvel preparó un relanzamiento –o actualización- de su línea. Esta involucraría una nueva historia en la que intervendrían todos sus personajes. Y reutilizó el título de una de sus sagas más famosas: Secret Wars.

El argumento principal estaba a cargo de uno de sus mejores escritores: Jonathan Hickman, quien había comentado a plantar semillas en sus trabajos como Fantastic Four y Secret Warriors. Entonces se le encomendó escribir tanto Avengers como New Avengers para que la historia hasta llegar a un punto en que brincaría a la miniserie Secret Wars, que constaba de 9 partes y un número “0” (que se regaló el Día del comic gratuito de 2015).

El primer número de las nuevas Secret Wars se publicó el 6 de mayo de 2015, con portada de julio de ese año. Tuvo una gran cantidad de portadas variantes, como ya es costumbre en los comics. Originalmente constaría de 8 números, pero la historia demandó que se agregara uno más.

Al final, todos los títulos de Marvel llegarían a su final para ser relanzados con un nuevo número 1. Esta maniobra ya se había realizado en 1995 con Age of Apocalypse y todas las revistas de mutantes (o X-Men). En esta ocasión, el plan era aún más ambicioso.

Tras la cancelación de los comics de Marvel, se relanzarían miniseries de 4 números en promedio, que serían un complemento de la historia principal. Al llegar al final, se publicaría de nuevo toda la línea de Marvel con nuevos números 1, nuevos personajes, adaptaciones a sus historias y una actualización completa como resultado.

Todo sonaba bien, pero no sucedió. Por alguna razón, Marvel quedó un poco corto y los títulos regresaron más o menos al punto en el que se habían quedado. La que sí llegó a su final fue la línea conocida como Universo Ultimate. Esta se había concebido en el año 2000 como una alternativa para nuevos lectores. Más sencilla y actual. Con el tiempo, estas cualidades se perdieron, por lo que resultaba redundante.

Sólo algunos elementos fueron conservados e incluidos al universo Marvel regular, como Miles Morales, un Spider-Man que había surgido en ese universo paralelo. El personaje resultó tan popular que era necesario incluirlo.

La historia no trascendió como se esperaba. No porque no fuera buena, al contrario, era una gran propuesta de Hickman, pero se quedó un tanto corta en comparación a las consecuencias prometidas. El arte también cumplió, pues estuvo a cargo de Esad Ribic y las portadas principales eran de Alex Ross, con un estilo de pinturas.

Hoy en día no se habla tanto del Secret Wars de 2015 como se sigue haciendo de aquella de 1984, más a cinco años de distancia, vale la pena conocerla o volver a leerla como lo que es: una divertida historia.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close