DestacadasUpShow

Legion Temporada 3.

La serie inspirada en los X-Men, transmite su última temporada.

En esta columna hemos comentado acerca de la adquisición de la compañía Fox por parte de Disney, misma que se concretó este año tras la aprobación del congreso estadounidense. Entre los cambios realizados, se encuentra el final de los proyectos relativos a personajes de Marvel como las películas de Fantastic Four, Deadpool y X-Men, así como de series televisivas como The Gifted y de la que hoy hablaremos: Legion.

(Poster introductorio de Legion para New Mutants #25, marzo de 1985)

 

Las series de televisión suelen ser un tanto menospreciadas por su carácter de gratuidad. Incluso series como Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D., que comenzó haciendo referencias directas a personajes como Avengers, Captain america y Thor, además de contar con cameos de Nick Fury, Lady Sif y el mismo Stan Lee, han terminado por estar “separadas” de la continuidad fílmica. Intervienen también otros factores que no mencionaremos hoy.

 

En cuanto a X-Men, cuando se anunció por allá de 2014-2015, que Fox lanzaría la serie llamada Legion, no hubo un gran clamor por parte de la gente. Y es que la elección resultaba un poco extraña.

Pongámonos en contexto: Legion es un personaje llamado David Haller, quien en el comic, es hijo ilegítimo del Professor X, Charles Xavier y la diplomática Gabrielle Haller. En Israel, donde Gabrielle era embajadora conoció a Charles, tuvieron un romance y después Xavier regresó a Estados Unidos (es en esa época cuando Xavier conoce a Magneto y ambos se hacen amigos). Gabrielle quedó embarazada y no le dio la noticia, por lo que Xavier nunca supo que tenía un hijo.

 

Años después, cuando The X-Men eran héroes consolidados, Xavier decidió entrenar nuevos mutantes en su escuela, que había quedado vacía. Entre ellos se contaba el propio David, quien sufría de un severo problema mental, que le provocaba crear personalidades múltiples. El problema mayor, es que cada personalidad tenía un poder mutante distinto.

 

Xavier descubrió que el peligroso joven era su hijo. El poder de David fue controlado y recibió tratamiento sicológico. Sin embargo, no sería la última vez que David, quien se hacía llamar Legion, fuera un problema para The X-Men, The New Mutants y el mundo entero.

Si nunca habías escuchado hablar de este personaje, no te preocupes, no es uno de los más utilizados y durante mucho tiempo estuvo en el congelador.

 

Por eso, cuando se decidió hacer toda una serie televisiva alrededor de él, resultó un tanto extraño. Al director Noah Hawley, quien ganaba reconocimiento por la primera temporada de Fargo, se le ofrecieron dos proyectos: Hellfire Club, que no le resultó muy atractivo y Legion. Aceptó el segundo por las oportunidades narrativas que ofrecía un personaje protagónico que sufría de un desorden mental y que, básicamente, no sabía qué estaba pasando.

La fecha de estreno en Estados Unidos fue el 8 de febrero de 2017. La primera temporada constó de 8 episodios y en México se transmitió por la cadena FX. Actualmente la puedes encontrar en Netflix.

Legion es una de las mejores series producidas para la televisión. No sólo respeta la esencia de los personajes, sino que tiene una manera muy peculiar de contar la historia. Ayuda que, de alguna manera, se presenta como si fuéramos parte de la mente de David Haller, una más de sus personalidades. Este “meta mensaje” implica que, si sumamos a todos los espectadores, Legion cuenta con millones de personalidades distintas; a la vez, nos recuerda que cada uno de nosotros cuenta con habilidades que nos hace especiales.

La historia de David Haller, en televisión, aprovecha lo impredecible que es la mente del protagonista para sorprendernos. Tal vez debas tener paciencia durante un par de capítulos ya que no es una historia lineal y muchas cosas podrán parecer sinsentidos, mas, créeme, después obtendrás dividendos.

(Legion y el Bolero de Maurice Ravel)

 

El escritor y director, Noah Hawley, nos muestra diversas e interesantes influencias, desde la narrativa surreal y fracturada del cineasta David Lynch hasta la sicodelia musical de Pink Floyd, de la que toma bastante prestado. La estética juega un papel importante pues nos hace dudar de la temporalidad de la historia. ¿Está situada en el futuro? ¿El pasado? ¿Una  realidad alterna? Una estética característica de las películas británicas de los 60’s fue integrada al aspecto visual.

La música y el diseño de sonido, de escenarios, de personajes, es digna de análisis meticuloso. Y ya que hablamos del uso del sonido, hay un capítulo en la primera temporada donde el audio –y ausencia de este- juega un papel preponderante. El director obliga al espectador a no escuchar y esto provoca una por demás interesante reacción

Legion es una serie que exige a su audiencia, pero que a la vez ofrece recompensa. Los personajes, algunos provenientes directamente del comic, como el propio Legion o su némesis, The Shadow King (Rey de las Sombras), se prestan conceptualmente para una batalla casi onírica que nos tendrá suponiendo en todo momento. El sinsentido y lo absurdo tienen una razón de ser. Hasta en el caos hay orden.

(La primera temporada de Legion comienza al ritmo de The Who)

 

The Shadow King (Amalh Farouk) es uno de los enemigos más conocidos de X-Men en el comic y en esta serie se le hace justica. La reinterpretación es muy bien lograda y te hace creer en el peligro que representa para los demás personajes. Su presencia –o ausencia- provoca una perturbación constante.

(Shadow King contra Charles Xavier y The X-Men)

 

La serie también reconoce a dos grandes influencias del comic original –además del Productor Ejecutivo perenne, Stan Lee, claro-: Chris Claremont y Bill Sienkiewicz reciben crédito capítulo tras capítulo y es que es a partir de sus conceptos comiqueros de donde se nutre la serie.

Chris Claremont es uno de los escritores de comic más importantes. Él solo convirtió a X-Men en un imperio dentro de la industria. Mientras él narró las historias de los mutantes no hubo otro título que se le acercara en ventas. Y hablamos de 16 años consecutivos. Claremont, de origen inglés, fue encargado también de expandir la cantidad de títulos y, aunque la idea no fue tan de su agrado, aceptó y lo hizo más que bien. Además de Uncanny X-Men, hizo la primera miniserie de Wolverine y creó títulos como Excalibur y New Mutants. Es en este donde se reintroduce la idea de una escuela de mutantes. Nuevos personajes se presentaron y desarrollaron, convirtiéndose en favoritos.

The New Mutants debutó a manera de un especial de 48 páginas en Marvel Graphic
Novel #4 de septiembre de 1982. Posteriormente, el nuevo grupo de jóvenes tendría su propio título, cuyo #1 salió a la venta con fecha de portada de marzo de 1983.

(Marvel Graphic Novel #1, 1982, por Chris Claremont y Bob McLeod)

 

El nombre es una referencia a la propuesta original para los X-Men. Cuenta la anécdota que, cuando Stan Lee le propuso a su jefe, Martin Goodman, un nuevo comic con el nombre The Mutants, este último le negó el permiso aduciendo que la gente no sabría lo que era un “mutante”.

Posteriormente, Lee propuso a Goodman el nombre de X-Men, a lo que su jefe aceptó sin dudar. Stan se preguntó cómo podría saber la gente lo que era un “Hombre X” y no un mutante.

(X-Men #1, septiembre de 1963, arte por Jack Kirby)

 

Regresando a nuestra historia, en el número 18 (agosto de 1984) de New Mutants, se integró un artista que ganaba reconocimiento rápidamente: Bill Sienkiewicz, quien ostentaba un estilo de dibujo nada comercial. Junto con Claremont, trabajó en historias que se salían del común comiquero. Fue cuando presentaron a Legion y otros personajes que resultaban surreales visualmente. En su momento fue difícil de aceptar por parte de la audiencia pero hoy en día esas historias se consideran clásicas. Tanto, que es en ellas que basan la inspiración de Legion.

(Primera aparición completa de Legion, New Mutants #26, abril de 1985)

 

Las actuaciones en Legion también son gratas: Dan Stevens como David Haller y Legion, Rachel Keller como Sydney “Syd” Barrett (¿Recuerdas lo que decíamos de Pink Floyd? Roger Keith “Syd” Barrett fue el creador de la banda en 1965), Aubrey Plaza como Lenore “Lenny” Busker y Jemaine Clement como Oliver Bird son tan sólo algunos de los actores que hacen de esta corta serie todo un disfrute.

(Legion y la música de Pink Floyd)

Otra de las ventajas –o desventajas- es que, por lo que decíamos al inicio, Legion deberá llegar a su final en esta tercera temporada, que consta de 8 capítulos. En Estados Unidos llegará a su final el lunes 12 de agosto de 2019 y tal vez tarde un poco más en comenzarse a transmitir en México, pero las dos primeras temporadas ya las puedes ver en Netflix.

 

Tal vez sea una lástima que Legion llegue a su final, pero a la vez, podemos tener la certeza de que sabremos que llegará a su último puerto.

Las imágenes son únicamente de carácter informativo y propiedad de su autor intelectual.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close