DestacadasUpShow

Los Tiny Toons cumplen 30 años.

Cumplen 30 años de existencia y tuvieron una corta vida en tv, más los Tiny Toons continúan frescos en la memoria de muchos y siguen filtrándose de una generación a la siguiente.

El 14 de septiembre de 1990 inició la transmisión la serie animada de Warner Brothers en colaboración con la productora de Steven Spielberg, Amblin Entertainment. Fue un especial que dio paso a la serie semanal. El que se transmitió como “programa piloto”, en realidad era el número 46 en la cronología de la primera temporada.

Los personajes constituían la nueva generación de las versiones clásicas de los Looney tunes, como Bugs Bunny, Daffy Duck y Porky Pig y otros más. Los Looney ya tenían varias décadas de existencia y fueron creados incluso antes que la televisión transmitiera caricaturas como parte de una programación.

Los Tiny Toons terminaron producción en 1994, y cedieron su lugar a The Animaniacs (que pronto contarán con una nueva versión). Se crearon 98 capítulos en tres temporadas, una película para video y dos especiales para la serie que aún es transmitida en algunos países.

En el equipo de producción se reunieron algunas personas que harían otros interesantes proyectos, como los mencionados Animaniacs, Freakazoid! (que cumple 25 años en 2020) y Batman: The Animated Series de 1992, dando origen a todo el universo animado de DC, así como la revitalización de la industria de la animación en los Estados Unidos.

El escritor y productor Paul Dini, el diseñador y animador Bruce Timm y la directora de casting de voces, Andrea Romano, trabajaron juntos en Tiny Toons, iniciando una colaboración que continúa -esporádicamente- hasta este 2020. The Tiny Toon Adventures también fue la primera colaboración ente Warner y Amblin.

Una de las sobrevivientes de la serie fue la pequeña Elmyra Fudd, versión femenina infantil del acérrimo enemigo de Bugs Bunny, Elmer Fudd (Elmer Gruñón). Elmyra (a veces llamada “Elvira” en México) era el mismo diseño de Elmer, pero con cabello y ropa de niña.

The Plucky Duck Show y Pinky, Elmyra & the Brain fueron dos series derivadas, aunque ninguna de las dos llegó más allá de la primera temporada.

Las versiones infantiles de series de animaciones eran populares a finales de los 80’s y durante todos los 90’s, como los Muppet Babies, los pequeños Flinstones (Picapiedra) y los pequeños Tom & Jerry. Fue así como surgió la idea de crear un paralelo infantil con los Looney Tunes. De inicio se propuso para una película, más la idea creció se expandió y tuvo su corta, pero sana vida, en la televisión.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close