DestacadasUpShow

Woodstock: 50 años.

Tres días de sexo, drogas y rock que marcaron la historia del mundo.

Hace 50 años se celebraba el que tal vez sea el festival musical más importante en la historia: Woodstock.

Hoy, revisamos algunos datos importantes:

Curiosamente, no se llevó a cabo en la ciudad de Woodstock, sino en el pueblo cercano de nombre bíblico, Bethel. Esto, en el condado de Sullivan en Nueva York. El nombre del festival se debe al nombre del grupo que organizó, “Woodstock Ventures.”

En dicha ciudad, se estima que, hasta 2010, habitaban 4,200 personas. Durante el festival musical de tres días asistieron más de 400,000 en un terreno de poco más de una hectárea.

Durante ese fin de semana, Bethel fue la tercera ciudad más poblada del estado de Nueva York.

 

El personaje creado por Charles Schultz y amigo de Snoopy, el canario Woodstock, debe su nombre al festival.

En realidad, los organizadores no tenían como meta principal hacer un concierto de protesta en contra de la guerra de Vietnam, sino construir un estudio de grabación. Eventualmente el plan cambió para la realización del festival. Se invirtieron más de 3 millones y se ingresaron sólo $1, 800,000. Pasaron más de 10 años antes de que se recuperara la inversión.

De inició, los boletos para asistir tenían costo de $6.50 dólares, mientras que el pase por los tres días era de $18.00. El evento se alargó hasta el lunes.

A causa de la gran cantidad de gente que asistió, rebasando la logística del evento, las puertas se abrieron para que entraran libremente, generando grandes pérdidas.

Al terminar el evento, el gobierno estadounidense declaró el área como “zona de desastre”.

 

Varios grupos declinaron la invitación, desestimando el valor cultural que tendría el evento, por conflictos internos, por quedar varados o por no poder acomodar sus agendas, entre ellos: The Byrds, Simon & Garfunkel, Chicago (en ese entonces, Chicago Transit Authority), The Moody Blues, The Beatles, The Rolling Stones, Jethro Tull, The Doors, Procul Harum, Frank Zappa and The Mothers of Invention y más.

Se rumoró que Bob Dylan tocaría en Woodstock debido a que vivía cerca de la zona. Pero nunca hubo negociaciones reales. El cantautor después declaró que le desagradó la cantidad de hippies que se arremolinan cerca de su propiedad.

La lluvia, la rebasada organización y otras dificultades provocaron que el concierto se alargara más de doce horas. Su legendaria presentación se llevó a cabo el lunes a las 9 de la mañana. La mayoría de los asistentes ya se había retirado y se reporta que había menos de 200 mil personas que presenciaron su participación.

Jimi Hendrix firmó un contrato por $18,000 para participar y ser el último acto. El grupo Santana, cobró $750.

La presentación de The Who fue interrumpida por el activista Abbie Hoffman, quien reclamó a los asistentes el estar en un concierto cuando el también activista John Sinclair (del partido de la Panteras Blancas, un grupo de gente blanca que apoyaba los derechos afroamericanos) estaba encarcelado. Hoffman se encontraba bajo los efectos del LSD y fue sacado del escenario por Pete Townshend. El guitarrista amenazó con “matar” a quien osara subirse a interrumpir de nuevo.

La alineación del primer día –viernes 15 de agosto de 1969 fue:

Richie Havens (lo obligaron a tocar de inicio pues la banda abridora, Sweetwater fue detenida por el tráfico y revisiones policiales). Havens tocó casi dos horas, desde las 5 de la tarde.

 

El gurú Swami Satchidananda dio el discurso de original. También fue de último minuto, pues Sweetwater aún no llegaba a Bethel. Satchidananda tuvo que hablar y hacer meditación por más de una hora.

Cuando finalmente llegó el tercer acto, Sweetwater, tocaron tan sólo 40 minutos.

Siguieron, el músico folk Tim Hardin y después Ravi Shankar, presentado en occidente gracias a George Harrison, quien lo conoció durante su primer viaje a la India. Se dice que Harrison y The Beatles introdujeron la cultura de oriente al mundo occidental. Shankar tocó durante la primera tormenta del festival.

La cantante Melanie tomó el lugar de The Incredible String Band, quienes se negaron a tocar durante la lluvia y fueron reagendados para la tarde siguiente.

 

El músico de protesta Arlo Guthrie fue el último en tocar el viernes, iniciando a las 11:55 de la noche.

Una embarazada Joan Baez tomó el escenario casi a la 1 de la madrugada del sábado para terminar a las 2:00 am.

 

El día 2, sábado 16 de agosto:

La banda Quill (tocó 4 canciones y solamente media hora), Country Joe McDonald (reasignado debido a que Santana no estaba listo para subir), Santana (debutaron multitudinariamente con dicha presentación y su primer disco -homónimo- apenas estaba por salir).

John Sebastian, cofundador de Lovin’ Spoonful, fue agregado de último momento para ayudar a que los organizadores pudieran poner orden en la agenda. Sebastian sólo iba como asistente.

Siguieron Keef Hartley Band y The Incredible String Band (ya reagendados del viernes). Canned Heat tocó a las 7:30 pm del sábado y durante una hora. La mitad de este tiempo fue dedicado a una improvisación titulada Woodstock Boogie.

La banda inglesa Mountain precedió a The Grateful Dead, quienes se tomaron dos horas, entre canciones y revisión de instalaciones para evitar un corto circuito; el escenario estaba inundado.

Creedence Clearwater Revival fue la primera agrupación en tocar el domingo 17, a las 12:30 de la madrugada. Siguieron Janis Joplin y The Kozmic Blues Band, Sly and the Family Stone, The Who y Jefferson Airplane, todos durante la madrugada y primeras horas de la mañana.

 

Para este momento, el cartel era ya un caos con doce horas de retraso y se habían rebasado los costos por cientos de miles de dólares. A varios músicos se les tuvo que pagan antes de su presentación, además de que se compró comida de más para los músicos que debían esperar. A varios de ellos se les tuvo que trasladar en helicóptero.

Joe Cocker and The Grease Band en su memorable presentación tocaron 13 canciones y la más recordada es la última, el cover de The Beatles, With a Little Help From My Friends. Antes de Cocker hubo una pausa de más de tres horas y después, otra de la misma duración. Esto, debido a las tormentas.

 

Country Joe and the Fish, Ten Years After (el grupo tuvo muchos problemas por la lluvia: fallaron instrumentos y sonidos; además, la cámara sólo pudo grabar su última canción –de 6 que tocaron-) y The Band fueron los últimos actos del domingo, terminando a las 11:00 pm, hora que originalmente se tenía prevista para que concluyera el festival.

Johnny Winter reabrió el escenario, iniciando el lunes y le siguieron, Blood, Sweat & Tears, Crosby, Stills, Nash & Young, Paul Butterfield Blues Band y Sha Na Na quienes ni siquiera contaban con un contrato de grabación.

 

Jimi Hendrix cerró el evento a las 11:10 de la mañana del lunes 18 de agosto y la última canción en ser interpretada en Woodstock fue el cover Hey Joe.

De cientos de horas de grabación, se realizó un filme de tres horas dirigido por Michael Wadleigh y editado por Thelma Schoonmaker y Martin Scorsese, mismo que fue puesto a la venta en marzo de 1970. La cinta ayudó a que la productora, Warner, saliera de la quiebra.

Se intentó hacer un nuevo concierto para celebrar el 50 aniversario de Woodstock, pero después de meses de intentos, este finalmente fue cancelado. Sin embargo, el pedazo de historia ahí se queda, para las generaciones que lo vivieron, aquellos que fueron inspirados posteriormente y los que aún están por descubrirlo.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close