DestacadasUpNews

Whitemexicans son discriminados

Por fresas, fifís o pudientes, porque les falta barrio, por presumidos, por lo que sea, los whitemexicans denuncian ser víctimas de discriminación.

Las redes sociales los delatan, la opulencia no se puede esconder y sus fotos son evidencia de un estilo de vida que a muchos incomoda, siendo blanco de burlas, rechazo y ofensas; la cuenta @LosWhitemexicans revela con humor el clasismo y racismo que prevalece en México, en el que se normaliza la crítica y el juicio superfluo hacia la mayoría de las mexicanos.

Si bien este selecto grupo representa a la crema y nata de la sociedad, a decir de algunos, desconocen las condiciones reales en las que México está inmerso, pues evidencian que viven en un ecosistema lejano a la desigualdad, o incluso teniéndolas cerca, son ciegos a ellas.

El tema no es simple, el rechazo social que abunda hacia las clases menos favorecidas, ahora “lastima”, “molesta” e “incomoda”, de cierta forma a los más privilegiados.

Sin embargo, basta con echar un vistazo a la cuenta en twitter para entender el humor y el tema social que se representa y expone en él.

Punto interesante es que sólo el 4% de la población mexicana tiene la piel “blanca” de acuerdo al INEGI, y bien declara a la BBC News uno de los administradores de la cuenta en twitter que, no hace falta tener la piel blanca, “basta con adoptar sus actitudes, como creerse superior a los demás, discriminar y presumir su estilo de vida”.

Por otra parte, la doctora en sociología Mónica Moreno explica que, utilizar el mestizaje como minimizador del racismo sólo demuestra el interés para borrar lo indígena y resaltar lo blanco; la pigmentocracia es una real demostración de que el color de piel en México es crucial en la interacción social, donde se refleja lo que declara también Julio Santaella del INEGI, “las personas con piel más clara son directores, jefes o profesionistas; las de piel más oscura son artesanos, operadores o de apoyo”.

Los puntos de vista sobre las distinciones de clases son bastantes, abundan todo tipo de colores en ellos, se registran viejos argumentos carentes de juicio y se avivan las diferencias entre unos y otros por el simple y a la vez complejo tono de piel. Racismo, clasismo, discriminación a la inversa, lo cierto es que sigue siendo más de lo mismo.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close