DestacadasUpNews
Tendencia

Ya entregó AMLO el presupuesto ¿en qué planea gastar 5.77 billones de pesos?

Transferencias a los estados, pensión para adultos mayores, Tren Maya, modernización aeroportuaria, becas y plantación de árboles son los principales rubros de gasto del gobierno federal para el año 2019, de acuerdo con el paquete económico entregado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a la Cámara de Diputados.

Los gastos más llamativos son los de la Pensión de las Personas Adultas Mayores -para lo cual se prevé un presupuesto de 100 mil millones de pesos- y el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” que erogará 44.3 mil millones de pesos.

El rubro de “Modernización y rehabilitación de la infraestructura aeroportuaria y de conectividad” contempla 18 mil millones de pesos; el programa de becas universales para jóvenes de preparatoria tiene asignados 17.3 mil millones de pesos; el programa “Sembrado Vida”, que busca sembrar árboles frutales y maderables en el sureste del país, contará con un presupuesto de 15 mil millones de pesos.

En total, los 18  Proyectos Prioritarios del Sector Central suman 251.6 mil millones de pesos los cuales incluyen  el Corredor Transítsmico, Internet para todos, Colonias Marginadas, Plan de Reconstrucción, Pensión para Personas con Discapacidad Permanente, la creación de universidades, crédito ganadero a la palabra, fertilizantes, precios de garantía a productos alimentarios básicos, Producción para el Bienestar y apoyo a pequeñas y medianas empresas.

El gasto neto total del sector público, es decir la suma de todos los gastos como el pago de la deuda pública, los gastos de las las empresas productivas del estado, las transferencias federales a las entidades federativas, las jubilaciones así como el gasto corriente del gobierno, asciende a 5 billones 778 mil millones de pesos.

Las transferencias federales a los estados (participaciones, aportaciones y otros conceptos) en 2019 alcanzarán un monto de aproximadamente 1.9 billones de pesos. lo cual representa un incremento real de 8.4% con respecto a lo aprobado en 2018.

¿De donde viene el dinero?

Paquete económico consiste en los criterios económicos que sirven de base para el cálculo de la Ley de Ingresos de la Federación.

Los criterios y la Ley contemplan variables como el tipo de cambio y el precio del barril de petróleo, para definir cuánto podrá ingresar por el sector petrolero, así como un estimado de crecimiento económico y calcular cuántos podría recaudarse en impuestos según el volumen de la economía.

También tienen en cuenta tasas de interés para calcular cuál será el costo del financiamiento de una parte del gasto público y cuánto ascenderán los pagos de la deuda previamente adquirida.

Los ingresos del sector público en el primer año de Andrés Manuel López Obrador tendrán una estructura similar a las de la administración de Enrique Peña Nieto.

“Para 2018 se anticipa que los ingresos presupuestarios sean superiores en 1.4% del PIB respecto a lo que se había previsto en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) de este ejercicio”, afirma Hacienda.

Se prevén “mayores ingresos petroleros en 0.5% del PIB reflejo de un mayor precio del petróleo y mayores ingresos tributarios no petroleros en 0.4% del PIB”, agregó la dependencia.

“No se proponen aumentos en las tasas de los impuestos existentes ni la creación de impuestos nuevos”, indicó la SCHP.

Los ingresos presupuestales totales para 2019 se estiman en 5.27 billones de pesos, de los cuales 1.045 billones corresponden a ingresos petroleros, 3.28 billones al cobro de impuestos, 120 mil millones de pesos a ingresos no tributarios, y 821.5 mil millones de pesos corresponden a los ingresos de organismos y empresas, como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

“En 2019 también se propone implementar un paquete de estímulos para los municipios de la frontera norte con el fin de reactivar la economía en una región del país que durante la última década ha sido afectada por la violencia, el crimen organizado y que ha servido como amortiguador de flujos migratorios”, explicó la dependencia.

La diferencia para llegar al gasto de 5.77 billones se cubrirá con deuda pública; sin embargo, indica la SCHP, ese nivel de endeudamiento permitirá  que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, que es la medida más amplia de la deuda del país, no aumente como proporción del Producto Interno Bruto con respecto al estimado de cierre para 2018.

Y aunque se prevé seguir contratando deuda buscará “la emisión de instrumentos en moneda nacional, a tasa fija y con vencimiento de largo plazo”, con lo cual buscarán disminuir el impacto de los choques externos sobre las finanzas públicas por las variaciones del tipo de cambio.

Ese nivel de deuda es inferior a lo alcanzado durante cuarto año del sexenio de Enrique Peña Nieto cuando el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público alcanzó el 50% del PIB.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to top button
Close
Close