ComicsDestacadas

Los héroes de Marvel contra Onslaught.

La historia de Onslaught tuvo una larga duración en los comics de Marvel; se originó en la línea de X-Men, pero después abarcó la mayoría de sus títulos. Esto eventos de gran magnitud suelen ser demandantes para los fans y desgastantes en la cuestión económica, pues para leerlos completos, hay que comprar una gran cantidad de comics, mismos que pueden escasear y subir de precio, incluso antes de que estén a la venta. Por ese motivo, resulta más práctico conseguirlos en recopilación, aunque hay que esperar meses después de que termina el evento.

Del inicio de esta saga ya hablamos aquí. Onslaught: X-Men fue el capítulo inaugural del crossover:

Los hechos subsecuentes se desenvolvieron en títulos de personajes como Spider-Man, Punisher, Green Goblin, Iron Man, Hulk, Avengers y Fantastic Four, además de los “títulos X”, como Cable, Excalibur, Wolverine, X-Man, X-Factor, Generation X y X-Force. Para dar mayor claridad, se dividió por fases, mismas que se indicaban en las portadas de los comics.

Algunos comics eran más importantes que otros, como aquellos donde aparecía Onslaught y avanzaba la historia, mientras que otros mostraban sólo los efectos de la lucha.

.

El desarrollo de la saga en la que X-Men se enfrentan a una encarnación energética creada a partir de los poderes y mentes de Charles Xavier y Magneto, involucró directamente a The Avengers y Fantastic Four. El poderoso ser resultó imparable y mortal. Su objetivo era hacerse aliado de dos de los mutantes más poderosos: X-Man (Cable, proveniente de la realidad alterna de Age of Apocalypse, en la que es hijo de Cyclops y Jean Grey) y Franklin Richards (hijo de Mister Fantastic e Invisible Woman de Fantastic Four). Con los poderes de ambos, Onslaught podría reconfigurar la realidad a su antojo.

El final se dio en el especial llamado Onslaught: Marvel Universe (de estructura idéntica a Onslaught: X-Men), escrito por Mark Waid y Scott Lobdell, con arte de Adam Kubert.

.

En este comic (con el doble de páginas y sin anuncios), vemos a Onslaught a punto de la victoria. X-Men, Fantastic Four, Avengers, Namor, Hulk, e incluso Doctor Doom, intentan frenar el avance del monstruo.

Mark Waid hace un estupendo trabajo con los diálogos, es una historia por demás emotiva y que llega a las fibras más sensibles del lector. Waid conoce a la perfección los mundos -tanto de DC como de Marvel- y sabe caracterizar a cada personaje.

.

El clímax es una batalla épica en la que la única salida es el sacrificio de varios de ellos. Onslaught evoluciona hasta transformarse en un ser de energía pura; para detenerlo, Thor entra en él para actuar como una esponja y drenar su energía. Sin embargo, el hacerlo representa la muerte para Thor.

.

El cuerpo del dios nórdico no es suficiente, por lo que otros héroes se sacrifican: The Fantastic Four, The Avengers (Falcon, Captain America, Scaret Witch, Namor, Iron Man, Black Panther, Vision, Thor, Giant-Man y Wasp), Bruce Banner (sin la parte de Hulk), Crystal (de The Inhumans) y Doctor Doom (obligado por Iron Man). Los mutantes no pueden entrar a Onslaught, pues ellos actúan como una batería que da mayor poder.

.

Onslaught es destruido, Franklin y X-Man liberados, y el planeta salvado por los héroes. La Tierra tendrá que reconstruirse sin sus emblemas y los héroes sobrevivientes, llenar el espacio dejado.

Así subsistió el universo Marvel regular (conocido como la realidad 616) durante todo un año en el tiempo real, de agosto de 1996 a noviembre de 1997. Los héroes sacrificados emergieron en otra realidad creada inconscientemente por Franklin Richards. A esta temporada se le conoció como Heroes Reborn (Héroes Renacidos), en el que Fantastic Four, Avengers, Iron Man y Captain America estrenaron nuevos comics.

.

Los casos de Thor y Hulk son distintos. El comic de Hulk continuó a cargo de su escritor habitual, Peter David, pero con una nueva versión del Goliat Verde en el mismo comic, mientras que la identidad de Bruce Banner surgió como un nuevo Hulk en Heroes Reborn.

.

El comic de Thor revirtió su nombre al original de 1952, Journey into Mystery, presentando a distintos asgardianos, pero este llegó a la inevitable cancelación. Aun después de su retorno, Thor no tuvo comic propio sino hasta mayo de 1998. Aquí te dejo un link donde hablamos de Journey into Mystery:

Las consecuencias de la saga de Onslaught afectaron a los X-Men en los meses siguientes dentro de sus propios comics. Por otro lado Marvel aprovechó para dar a conocer nuevos títulos de los cuales, surgió un equipo muy importante: The Thunderbolts, que estaban decididos a tomar el lugar de los héroes fallecidos.

Mañana te hablaré del final de los comics de Fantastic Four y Avengers, como parte del plan Onslaught.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button