DestacadasMusic

Pink Floyd, The Piper at the Gates of Dawn.

No lo fueron de inicio, pero en retroactivo Pink Floyd es uno de los grupos de rock más importantes de la historia con un reconocimiento que fue llegando con los años. Todo inició oficialmente hace 55 años cuando lanzó Pink Floyd, The Piper at the Gates of Dawn.

.

El cuarteto británico es un viejo conocido de este espacio, donde hemos revisado varios de sus materiales como su primer single e inicio en el mercado profesional:

.

La música temprana de Floyd no es tan fácil de digerir y tienen varias etapas marcadas, tanto por el tiempo, como por su liderazgo. La primera era, la sicodélica, es la de su fundador Syd Barrett, a la que pertenece el material que hoy celebramos. Esta abarca de 1965 a 1968.

La segunda etapa corresponde a la jefatura de Roger Waters, bajista, compositor y cantante. Syd fue dado de baja de la agrupación y el guitarrista y vocalista David Gilmour ocupó su lugar. La era Waters corre de 1968 a 1983; es más rockera, con discos conceptuales tipo ópera rock y de denuncia social.

.

Finalmente, la etapa Gilmour, de 1985 a la fecha; es un rock más estilizado, sofisticado y elegante, más comercial, orientado al pop y designado como “rock de estadio”, con el fin de atraer grandes masas y hacer presentaciones en recintos de gran tamaño. Los temas son más variados y más orientado a lo musical, el fuerte de Gilmour.

Oficialmente, Pink Floyd dejó de existir con la muerte del cofundador, tecladista, compositor y cantante, Richard Wright en 2008, aunque un último disco se lanzó en 2014, con grabaciones de Wright y a manera de despedida (The Endless River).

(Portada para el último álbum de Pink Floyd, The Endless River)

.

En 2022, Gilmour y el baterista, compositor y corista Nick Mason grabaron como Pink Floyd un track de ayuda para Ucrania, “Hey Hey Rise Up”.

El primer material de Pink Floyd, con la alineación Barrett, Wright, Mason y Waters, dio a conocer su disco debut el 5 de agosto de 1967: The Piper at the Gates of Dawn.

Para este tiempo, Floyd estaba acreditado en el círculo musical inglés con presentaciones recurrentes; tal era la manera de darse a conocer, tocando en los clubs y esperando a que algún representante de disquera se encontrara a la caza de talentos.

(Portada para la edición especial del disco debut de Pink Floyd)

.

El momento les llegó y después de la promoción de sus dos primeros singles fue que se dio a conocer un material completo. No fue un éxito mundial pero sí un muy sólido debut, asegurándoles la continuidad.

The Piper desprendió el sencillo “Flaming” con el Lado B “The Gnome”. Casi al mismo tiempo, otro single no incluido en el material se dio a conocer, “Apples and Oranges” (con “Paint Box” en el lado complementario).

.

Los tres primeros cortes promocionales (con sus respectivos Lados B) no fueron reeditados para su inclusión en álbum alguno y durante años no fueron tan fácil de conseguir.

De los 11 tracks, la mayoría fueron escritos por Barrett, a excepción de los instrumentales “Interstellar Overdrive” y “Pow R. Toc H.” (en los que se acredita a los cuatro miembros como compositores), además de “Take Up Thy Stethoscope and Walk”, de la autoría de Waters.

Barrett era el vocalista principal del grupo, seguido de Wright.

“Interstellar Overdrive” aparece en el filme de 2016, Doctor Strange.

.

Algunos de los tracks más famosos de este material son el inaugural, “Astronomy Domine”, “Lucifer Sam”, “The Scarecrow” y “Bike”. Este último, sobre todo, tuvo buena recepción por la sencillez de su mensaje. Habla, literalmente, de una bicicleta y… ¿De amor?… “Tengo una bicicleta, puedes manejarla si quieres; tiene una canasta, una campana que suena y cosas que la hacen ver bien. Te la regalaría, pero la tomé prestada. Eres el tipo de muchacha que encaja en mi mundo; te daré cualquier cosa, todo, si quieres algo”.

Este tipo de composición, sencilla, literal y a la vez interpretativa, era muy característica de Barrett, quien ejerció una gran influencia en músicos como David Bowie. Era un rock muy inglés y muy creativo, creando composiciones de cosas cotidianas y hasta banales.

.

Otra temática usada por Barrett, era la fantasía, así como historias de nomos, de gatos, de brujas o de objetos espaciales, tales como astros y planetas.

Uno de los grandes hubiera de la música es… ¿qué habría pasado con Floyd si Barrett hubiera seguido al mando? Probablemente no habrían reclutado a Gilmour, quien era buen amigo de Syd y con quien compartía sus trucos para la guitarra, como el uso del tubo metálico (o de vidrio) conocido como slide. En su caso, utilizaban un encendedor metálico tipo Zippo para poder deslizar las notas en la guitarra.

(Pink Floyd en 1967: Roger Waters, Nick Mason, Syd Barrett, Rick Wright)

.

En esta primera parte de la cronología Floyd, sus canciones son cortas y sin mucho adorno. Pero no todas. Algunas surgen de la improvisación y tienen una estructura similar a la del jazz, sobre todo de corrientes como el bebop, libre, y que varía cada vez que se ejecuta en vivo. Fue por este tipo de canciones que se dieron a conocer en el círculo inglés y, aunque su primer single tuvo que ser recortado dramáticamente para encajar en el perfil comercial, varios de sus composiciones fueron mantenidas con su espíritu original para la grabación del disco.

Como menciono, estos tracks largos varían mucho en su ejecución, por lo que es recomendable -después de familiarizarse con ellos- escuchar distintas grabaciones de presentaciones en vivo y apreciar cómo son modificadas.

De este rock libre, jazzístico y de la psicodelia, surge el rock progresivo, del cual Pink Floyd es pionero. Aunque la música que se escucha parezca sencilla, la improvisación requiere de varios elementos técnicos, del conocimiento lírico o académico y de muchas horas práctica, además de sinergia con los compañeros.

Escuchar The Piper es recomendable para forjarse una idea del inicio de Pink Floyd que registraría un crecimiento exponencial. Es un humilde y muy creativo origen con sonidos únicos y que, si se les permite, se arraigan en el ADN de quien escucha.

El debut discográfico de Pink Floyd, The Piper at the Gates of Dawn, cumple 55 años.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button