ComicsDestacadas

Un nuevo auge para Wonder Woman.

Hemos mencionado en este espacio la importancia del escritor y dibujante George Pérez en el desarrollo de Wonder Woman como personaje, uno de los pilares del comic, y con presencia constante por más de 80 años. La salida del creativo representaba un reto y podía haber culminado con la cancelación del título. Por fortuna, otro escritor se integró y ayudó a dar un nuevo auge para Wonder Woman. Antes de proseguir, te dejo esta nota:

.

Fue tan trascendente el cambio de equipos creativos en el comic de la amazona, que se notó de dos maneras distintas.

(Último número de George Perez, quien revitalizó al personaje en 1989)

.

La primera de ellas fue por medio de la despedida de George Pérez dentro del comic de Wonder Woman #62, publicado el 10 de diciembre de 1991.

En la última página se presenta un epílogo en el que dos trabajadoras de Mayer Publicists, Deni y Chrissie, hablan del comic de Wonder Woman y que uno de los encargados le ha enviado una carta para agradecer el tiempo que ha dedicado a su comic, pues habrá un cambio en la dirección. La carta es de Perez.

(Carta real de Perez a Diana como agradecimiento)

.

La segunda noción se dio en el tiempo que transcurrió entre el último número de Pérez y el primero del nuevo equipo, que era el #63, publicado el 14 de abril de 1992, 4 meses más tarde. Pérez colaboró ininterrumpidamente por 62 ediciones del comic, ya fuera como dibujante o escritor. También colaboró en dos especiales anuales, de 1988 y 1989.

Como suele pasar, Pérez comenzó a sufrir interferencias editoriales en sus historias, muchas veces aprobadas y en proceso de producción, retrasándolo para ajustar argum ento y arte. Eventualmente, esto provocó que Pérez dejara la publicación sin poder realizar sus planes.

Paradójicamente, Pérez fue el único que aceptó tomar el comic de Wonder Woman para su relanzamiento en 1986.

(El número 63 de Wonder Woman tardó algunos meses en salir. Portada de Brian Bolland)

.

Wonder Woman #63 integró al escritor William Messner-Loebs (con ayuda en la primera historia de Tom Peyer), mientras que la ilustradora Jill Thompson, se mantuvo en el arte por tres meses más. Las portadas fueron asignadas al británico Brian Bolland, famoso por dibujar Batman: The Killing Joke y Camelot 3000, entre otros.

El primer número por Messner-Loebs y Thomspon se publicó poco antes, en Wonder Woman Special #1, del 17 de marzo de 1992.

(La primera incursión de Messner-Loebs en mancuerna con Jill Thompson fue en el especial de Wonder Woman)

.

Jill Thompson migró a The Sandman, con Neil Gaiman, por algunos números (del 40 al 49), por lo que dejó Wonder Woman. A su vez, el guionista Tom Peyer se dedicó a otros comics como Legionnaires y L.E.G.I.O.N. ’94.

Messner-Loebs hizo mancuerna con ilustradores como Paris Cullins y Lee Moder. El escritor trabajó casi de manera ininterrumpida desde el 63 y hasta el 100.

(Brian Bolland hizo varias portadas icónicas)

.

Wonder Woman #85 tuvo como dibujante de prueba a un brasileño novato, Mike Deodato junior, quien se integró de manera oficial con el #90.

Desde ese momento, la pareja de Messner-Loebs y Deodato llevaron el comic de Wonder Woman a ser uno de los de mayor demanda, algo poco común con la amazona, siempre consistente en ventas, más no líder.

.

El equipo solamente estuvo en el título durante 13 números (el 85, el 0 y del 91 al 100).

Durante la etapa Messner-Loebs, la carga mitológica de Wonder Woman se atenuó un poco y comenzó a tener mayores invitados del resto del Universo DC. De esta forma, pudimos ver a Deathstroke, The Flash, Superman, Poison Ivy y hasta a The Joker.

.

En Wonder Woman #93, Artemis se convierte en la nueva Mujer Maravilla, dejando a Diana aún como heroína, pero sin su traje tradicional de combate. Diana adoptó como vestuario, un leotardo, un top y una chamarra. La historia llega a su desenlace en Wonder Woman #100, cuando vemos a Diana retomar el manto.

.

Es en esa misma edición -que se publicó con dos portadas (una especial y otra regular), con el doble de páginas-, que el equipo de Messner-Loebs, Deodato y Bolland se despiden. Wonder Woman #100 llegó a las tiendas el 30 de mayo de 1995 y poco más de un mes después se le daría una nueva dirección, con uno de los creativos de comic más importantes de la historia en Estados Unidos: John Byrne. De ello hablaremos en otra ocasión.

(Arte de Mike Deodato)

.

Hoy nos despedimos recordando los 30 años del inicio de la era Messner-Loebs en Wonder Woman (y periféricamente, de la despedida de George Pérez, unos meses antes).

(DC publicó números “0” para todos sus títulos)

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button