DestacadasUpShow

“Kirby Is Coming!”. Así anunciaba DC Comics la llegada del Rey en 1970. Parte 2.

En la entrega anterior, hablamos del 50 aniversario del regreso de Jack Kirby a DC comics. Hoy entramos propiamente en materia. Te dejo la liga del artículo anterior:

Tras el hartazgo de Kirby debido al maltrato sufrido laboralmente en Marvel Comics, decidió emigrar a su principal rival: DC.

Desde que Marvel estrenó Fantastic Four en agosto de 1961, sus ventas se elevaron y se convirtió en la principal editorial de comics de Estados Unidos. Terminó de consolidarse con Spider-Man en 1962 y 1963. Los editores en DC trataban de igualar el éxito llegando a extremos absurdos. Por ejemplo, si en un mes determinado las portadas tenían un color predominante, utilizaban el mismo color para sus cubiertas. Por eso, cuando la editorial tuvo la oportunidad de hacerse de uno de los creativos más importantes, la tomó sin pensarlo.

Los lectores estaban desconcertados, ¿cómo era posible que Jack Kirby dejara de coescribir y dibujar Thor? ¿O Fantastic Four quienes no existían con otro dibujante? Por otro lado, las oportunidades de trabajar con héroes de la competencia era algo que generaba expectativa.

El regreso de Kirby a DC difícilmente se limitaría a desarrollar personajes ya existentes. Era algo imposible para su fértil mente. Por otro lado, cuando Kirby negoció su llegada, se le preguntó en qué título quería trabajar. Como no deseaba que corrieran a nadie para asignarle un comic (pudiendo elegir casi cualquiera), pidió aquel que registrara menores ventas. Entonces se le ofreció Superman’s Pal Jimmy Olsen. Kirby lo aceptó.

Mientras que la mayoría de la gente celebró la llegada de Kirby a DC, algunos estaban en contra, ya que el artista era competencia y ahora lo tendrían en casa, sin importar que Kirby había trabajado antes en la editorial; eso le generó mucha resistencia por parte de algunos.

Según palabras de su colaborador frecuente, el escritor, historiador y editor Mark Evanier, Kirby se centró en crear varios conceptos que debutarían en sus propios títulos como Forever People, New Gods y Mister Miracle (en ese orden, en sus respectivos números 1) y posteriormente en Jimmy Olsen #133 y 134. Jack de inmediato creó un subuniverso que terminaría por ser integrado a la continuidad de DC.

(Portada original de Jimmy Olsen #133 utilizada décadas después para una recopilación)

El primer número en ser publicado fue Jimmy Olsen #133, el 25 de agosto de 1970. Pero la portada no parecía de Kirby. De hecho, no lo era. Las políticas de algunos editores en DC eran anticuadas, por lo que no permitieron que el estilo de Kirby se adueñara de sus héroes. Todas las caras fueron literalmente borradas y redibujadas, incluyendo la de los protagonistas, Jimmy Olsen y Superman/ Clark Kent. Se asignó al ilustrador Murphy Anderson para hacer las “correcciones” a las páginas de Jack. Como se borraron casi los originales, es imposible recuperar el arte.

(A la izquierda, arte original de Kirby; a la derecha, correcciones por Murphy Anderson)

Por este motivo, existen muy pocas figuras de Superman (o demás personajes distintivos de DC) con el puro estilo Kirby. Y si esto no fuera poco, se le rechazaron las portadas y otros artistas las hacían con el “estilo de casa”. Murphy Anderson, Neal Adams, y otros más, dibujaban las carátulas que ostentarían interiores de Kirby en el título de Olsen.

(A la izquierda, arte original de Kirby; a la derecha, correcciones por Murphy Anderson)

Una vez más, Kirby remaba a contracorriente. Pese a la situación, el artista generó una enorme cantidad de ideas. Tan sólo, en su primer número de Jimmy Olsen, Jack reintrodujo a The Newsboy Legion, un grupo de jóvenes rapaces que habían creado Simon y Kirby en 1942. Además, presentó a toda una sociedad subterránea, estilo Mad Max (casi 10 años de que esta existiera).

Otros conceptos que Kirby introdujo fueron, el nuevo director del Daily Planet, Morgan Edge, The Outsiders e Inter-Gang. En unos cuantos meses, también creó “The Project” (Cadmus), Dubbilex y the D.N.Aliens; reintrodujo a The Guardian (cocreado por él y Joe Simon en 1942); ligó a Morgan Edge como emisario de Darkseid y el concepto del “Cuarto Mundo”. Si Thor y los dioses de Asgard -hechos más famosos en las versiones de Marvel-, eran los “Antiguos” dioses, Kirby crearía a sus propios “Nuevos Dioses”.

Superman conoce a Lightray de los New Gods y se enfrenta (con Jimmy, claro) a todo tipo de ideas ingeniosas, tanto de nombre como de imagen y conceptos, como The Mountain of Judgement (La montaña de juicio), The Four-Armed Terror (El terror de ocho brazos), The Men from Transilvane (Los Hombres de Transilvane), The Genocide Spray (El aerosol genocida) y The Demon Dog (El perro demonio).

Kirby nos presentó a sus Para-Demons de Apokolips y las Mother Box con sus Boom Tubes (una manera de viajar ingeniosamente por túneles estilo Einstein-Rossenberg que abren agujeros negros), vimos laboratorios utilizar el ADN para crear clones a escala, mundos dentro de mundos y más.

Como paréntesis, durante décadas se ha debatido acerca de la correcta pronunciación de Darkseid y Apokolips; sin embargo, Kirby sólo cambia la manera de escribir dichas palabras: Dark side, Apocalypse, por lo que se pronuncian como “Dark Said” y “Apocalips”.

Durante su estadía en DC, Kirby hizo títulos como Demon, Kamandi, OMAC y Sandman (una nueva versión). Pero el creativo decidió que no soportaría más, ya que encontraba un obstáculo tras otro. Sus títulos eran cancelados a menudo argumentando “bajas ventas”. Si bien los conceptos de Kirby podían ser complicados y requieran de un largo desarrollo, sí tenían un mercado.

Por fortuna, años después Kirby pudo crear un especial llamado Hunger Dogs, el 21 de marzo de 1985, como el número 4 de DC Graphic Novel. En esta historia, da un final al Fourth Word con el que quedó satisfecho (así como la mayoría de los fans que esperaron 15 años para verlo).

El genio de Jack lo hizo regresar a Marvel en 1976, después de su mala experiencia en DC, donde trabajó de nuevo en Captain America, Black Panther y creó títulos como Eternals, Devil Dinosaur y 2001, A Space Odyssey.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close