DestacadasUpShow

New Mutants: The Demon Bear Saga: Parte 1.

Hoy hablaremos acerca del comic en el que basa la cinta de New Mutants que se estrenó este viernes 28 de agosto en Estados Unidos mientras que, a nuestro país, llegará mañana jueves 3 de septiembre. El hecho en sí es todo un logro después de dos años y medio de retraso. Esto, cuando la película ya estaba finalizada y lista para su distribución.

Te dejo la liga del artículo anterior, en el que abordamos un poco esta temática:

The Demon Bear Saga (La Saga del Oso Demonio), se desarrolló en el comic de New Mutants en tan sólo tres números. El escritor Chris Claremont era especialista en generar grandes historias en muy pocas entregas, como Days of Future Past en Uncanny X-Men y que constó solamente de dos partes (#141 y #142). El impacto de la mencionada historia fue tan grande, que muchos de sus elementos se aprovecharon para la versión de cine de 2014 (así como han sido usados en las animaciones). Por cierto, el título está inspirado en un disco de The Moody Blues: Days of Future Passed, de 1967.

Ya una autoridad en The X-Men, Claremont creó The New Mutants junto con el artista Bob McLeod en 1982. La idea tenía tiempo guardada y era básicamente una necesidad pues a los X-Men, pese a pertenecer a la escuela del Professor Xavier, no se les veía estudiando.

El equipo había evolucionado y se habían “graduado” de dicha academia, los aventureros se la pasaban gran parte del tiempo viajando por el mundo y el espacio. Sin embargo, la idea de una academia era parte importante de los mutantes, era en ese lugar a donde para aprender a usar sus poderes.

La escuela no podía ser dejada de lado, por lo que se creó una nueva generación de estudiantes. La necesidad se hizo más evidente con la presentación de la joven de 13 años, Kitty Pryde en las páginas de Uncanny X-Men. Y mientras que Kitty permaneció al lado de los X, nuevos jóvenes se integraron al instituto para jóvenes súper dotados.

The New Mutants debutaron en Marvel Graphic Novel #4, publicado el 7 de septiembre de 1982. Para el 23 de noviembre de ese año, apareció The New Mutants #1, su propio título regular.

El grupo inicial constaba de Karma (Xi’an Coy Manh quien al, parecer, no fue incluida en la cinta), Mirage (Dani Moonstar), Wolfsbane (Rahne Sinclair), Cannoball (Sam Guthrie) y Sunspot (Roberto Da Costa). Las historias, tanto en el especial debut como en en el título mensual, estarían a cargo de Claremont y McLeod.

El dibujante Bob McLeod no pudo mantener la exigencia de crear un comic al mes, pues sus ilustraciones requerían demasiado trabajo y no era lo suficientemente rápido. Estuvo hasta el número 3 y después hacía sólo, las tintas sobre los dibujos de Sal Buscema. La salida de McLeod se resintió, pero esto permitió que se integrara al título otro ilustrador igual de talentoso: el también norteamericano, Bill Sienkiewicz.

En The New Mutants #18 (del 24 de abril de 1984), Sienkiewicz y Claremont el relato de un espíritu místico que acosa a Dani Moonstar, le susurra como un espectro y dice que la asesinara como lo hizo con sus padres tiempo atrás. Moonstar pertenece a la tribu Cheyenne y sabe que la visión representa un peligro real. El espíritu toma la forma de un Oso Demonio, que se alimenta de las almas de la gente. Su poder es tal, que puede tomar forma real.

Dani está insegura de ella misma, pese a ser la líder del equipo, pues sus poderes son mentales y no físicos (puede proyectar imágenes con los mayores miedos de las personas); sabe que el demonio se acerca, por lo que se esfuerza por entrenar y estar a la altura de los retos. Moonstar enfrenta esa inseguridad y decide encarar al Oso durante una noche de tormenta de nieve. Por desgracia, Dani es atacada brutalmente por el místico espectro y la deja herida de muerte. Antes de sucumbir, Dani descubre que el mayor miedo del Oso es ella misma, pues posee el poder para destruirlo.

Rahne (Wolfsbane), siente el ataque a Dani por medio de un lazo mental que comparten ambas. Cuando Rahne se convierte en lobo, Dani se puede comunicar con ella telepáticamente, lo que les ha llevado a crear una gran amistad.

Los mutantes descubren a Dani agonizando en el bosque y la llevan al hospital. Se duda que pueda sobrevivir. La tormenta mantiene a los jóvenes dentro del lugar, así como al equipo de doctores que intenta salvar la vida de Dani y al oficial de policía Tom Corsi. Pero The Demon Bear está decidido a terminar el trabajo.

The Demon Bear transporta a todos los que se encuentran en la clínica a un mundo etéreo regido por la magia donde él tiene la ventaja. Los jóvenes, inexpertos, buscan la manera de salir adelante. Magik, por su parte, descubre que sus poderes continúan cambiando. Lo que no sabe es que son esos mismos poderes los que podrían cobrar más de lo que puede dar. Entre tanto, Danielle se debate entre la vida y la muerte.

Los médicos son protegidos por un hechizo de Magik para que no se den cuenta de lo que ocurre en realidad mientras que The Demon Bear se vuelve cada vez más fuerte. Su intención es brincar al mundo real y apoderarse de él, con infinidad de seres vivos de los que puede alimentarse.

La única salida posible es recurrir a una agonizante Dani, quien puede tener la clave de cómo sobreponerse al imponente ser, aunque el esfuerzo puede costarle la vida.

No contaré toda la historia por si deseas leerla en alguno de sus formatos. Por lo pronto, aquí termino con esta entrega. Mañana, el día del estreno en México, damos por finalizada la espera y esta serie de notas relacionadas con The New Mutants.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close